Cómo sigue la búsqueda y esfuerzos por encontrar al chileno Mohr extraviado en el K2

La madrugada del sábado golpeaba al deporte chileno. Al destacado montañista Juan Pablo Mohr se le perdía el rastro en el K2, la segunda cumbre más alta del mundo.

Han pasado las horas y los días y el nacional sigue desaparecido junto a otros dos alpinistas. El tiempo avanza y lamentablemente el panorama es cada vez menos auspicioso. Peor aún, las condiciones climáticas siguen complicando el trabajo de rescate y este cuarto día poco se pudo hacer.

¿Cómo sigue la búsqueda? La familia de los tres alpinistas extraviados pidió a las autoridades continuar con la búsqueda. El Ejército de Pakistán ha colaborado día a día. “No se dejará piedra sin mover”, expresaron las autoridades locales.

“El tiempo juega en contra, ojalá mejore”, agregaron. Helicópteros militares han sobre volado la zona y se espera que lo vuelvan a hacer cuando el clima lo permita. El viento es uno de los factores que más complica las labores.

Para ir avanzando en alguna pista que permita dar con el paradero de los montañistas, se ha apoyado con drones y capturas de imágenes satelitales. Además se ha instalado una base virtual que tiene como cabecilla a la norteamericana Vanessa O’Brien, destacada alpinista que ya alcanzó la cima del K2.

“En nuestro campamento virtual, tuvimos la suerte de recibir imágenes de satelitales de alta resolución. Las imágenes SAT se han utilizado en operaciones de rescate pasadas, pero nadie había usado imágenes SAR como esta antes. Nos dio la agudeza visual perfecta para ver áreas inaccesibles para los helicópteros debido a las duras condiciones invernales y los vientos excesivos”, señalaron desde la base.

“Complementamos estos datos con información de otros dispositivos tecnológicos que los escaladores llevaron junto con entrevistas de testigos para crear un marco de tiempo de las ubicaciones de los escaladores durante su ascenso a la cumbre”, agregaron.

Este miércoles continuarán los intentos por encontrar a Mohr, el pakistaní Alí Sadpara y el islandés John Snorri. Las esperanzas siguen vivas en sus familias, amigos y compañeros.

Fuente: Emol

Comenta!