Con homenaje a la víctimas de la pandemia y menor aforo se realizó la tradicional Parada Militar

Como es tradición y luego de haber sido cancelada el año pasado debido a la pandemia de Covid-19, este 19 de septiembre se realizó la Parada Militar en la elipse del Parque O’Higgins.

Este año, y debido a las restricciones sanitarias, el desfile contó sólo con 6.500 efectivos de las Fuerzas Armadas, un 30 por ciento menos que una Parada Militar normal, y la actividad fue encabezada por el Presidente Sebastián Piñera junto a autoridades de Gobierno y distintos poderes del Estado, quienes resguardaron todas las medidas sanitarias como el uso permanente de mascarilla.

La Parada Militar inició con un homenaje a los trabajadores de la salud, las víctimas del coronavirus y distintas personas que ayudaron en el combate de la pandemia a lo largo del país.

En tanto, no se realizó el tradicional brindis con chicha en cacho por parte del Mandatario debido al protocolo sanitario: solo recibió una botella del licor de parte del Club de Huasos Gil Letelier.

Por la elipse del Parque O’Higgins desfilaron las ramas del Ejército, Armada, Fuerza Aérea de Chile (FACh), funcionarios de Carabineros y de la Policía de Investigaciones.

PARLAMENTARIOS VALORARON LA REALIZACIÓN DEL DESFILE

Como representante de la Cámara de Diputados asistió el vicepresidente Francisco Undurraga (Evópoli), quien dijo que «estamos recuperando las tradiciones y estamos volviendo a la calle, que es muy importante el volver a una normalidad distinta a la que teníamos antes, pero siempre vale la pena mantener y reforzar las tradiciones de nuestra patria».

Mientras que el senador Iván Moreira (UDI) indicó que «aquellos que quieren destruir nuestra historia, verdaderamente son antipatriotas, estamos frente a una izquierda antipatriótica. Obviamente una Parada Militar de esta naturaleza se contamina con un país polarizado».

Por su parte, el senador Alejandro Guillier (independiente, ex PRO), uno de los pocos parlamentarios de oposición que participaron de la Parada Militar, se refirió a la críticas de su sector por la realización de esta actividad en medio de la pandemia y su costo de 218 millones: «Hay que reactivar el país y hay que volver a la normalidad, porque si vamos a seguir aplazando todo la gente sigue en una sensación de incertidumbre», expresó.

«Me parece que ha sido razonable que se hiciera de manera muy acotada, la tribuna es bien limitada, están con distancia, no hay público y la duración de la parada va a ser mucho más corta de dos horas. Creo que ha sido hecha en términos bastante razonables. Las Fuerzas Armadas son de todos los chilenos y es absurdo que se la entregue a un sector político. Son instituciones permanentes de la República y yo siempre lo he entendido así», agregó.

Fuente: Cooperativa

Comenta!