Con los dientes apretados se vivió la Segunda Libre A

267

Con nerviosismo tanto desde las tribunas como de la misma cancha de la medialuna se vivió la disputa de la Segunda Serie Libre A, última serie clasificatoria para 36 colleras que seguían buscando alguno de los 4 cupos a Rancagua que se disputaron al cierre de la segunda jornada del Clasificatorio Zona Sur que se corre este fin de semana en Osorno. Otra treintena, en cambio, debió reservarse para primera hora de la jornada dominical, las que desde las 8 de la mañana disputan la Segunda Serie Libre B.

Así las cosas, la concurrencia que bordeó las mil personas que se mantuvo estoica en las tribunas hasta cerquita de media noche aleonaron con sus clásicos vítores a las colleras participantes, las que intentaron dejar todo en la cancha en búsqueda de los puntos buenos. Y aunque  la mayoría no tuvo la suerte esperada, resignándose a bajar las cabezas al entregar el toro, otras más efectivas fueron escalando los distintos puntajes de corte.

Clarito lo tenían Mario Matzner y Germán Varela, que en Mariachi y Tío Lalo, marcaron carrera de 12 puntos, con aguerridas atajadas. Siete a la mano le puso Varela en el potro alazán. Carrera de 8 faenaron Jorge Ardura y Pedro González en Don Pirula y Firpo, con dos soberbias atajadas de 4 en ambos viajes a la mano que tuvo González. Carrera de 8 le pusieron también los Poblete, del Santa Elba, en Fogata y Redoble. Los actuales terceros campeones de Chile, la collera de Alexis Troncoso y René López, en Entrevista y Portero, también ponían lo suyo con carrera de 9 puntos, collera que ha aprovechado al máximo el derecho a disputar todas las series libres en búsqueda del premio.

Segundo toro

Y hasta ahí lo más rescatable del primer toro. Un total de 19 colleras de 3 puntos buenos hacia arriba pasaron al segundo animal. Aquí nuevamente Matzner y Varela le pusieron grande al marcar carrera de 11 puntos, con seis a la mano del Mariachi, totalizando tranquilizadores 23 puntos. Carrera de 7 puntos logró Felipe Rivas y Christian Pooley, en Resquicio y Protejo (con seis a la mano del Chino), para llegar a expectantes 12 puntos gracias a los 5 puntos del primer toro.

Para satisfacción de la parcialidad de Cautín, Juan Adolfo y Sebastián Poblete marcaban otros 5 puntos y llegaban a 13 unidades para ubicarse entre las colleras avanzadas de cara al tercer y último huacho. Middleton y Arredondo que habían sorteado con el mínimo el puntaje de corte en el primer toro, recuperaron terreno al faenar linda carrera de 12 puntos, subiendo a 15 puntos para instalarse ahora ellos en segundo puesto en los criados de María Ester Adencul. También de Biobío aparecían los hermanos Rodrigo y Cristóbal Miranda, quienes con carrera de 8 puntos, totalizaban 12 puntos en dos animales.

Tercer Toro

Al tercer toro pasaron 9 colleras de 9 puntos buenos hacia, donde a Matzner y Varela les bastó una carrera de 2 puntos para terminar quedándose con el primer lugar de manera inapelable en Mariachi y Tío Lalo.

Grande le pusieron Felipe Rivas y Christian Pooley en Protejo y Resquicio al marcar 12 puntos, con 7 a la mano de Rivas en el Protejo, faena que les permitió llegar a 24 puntos que si bien no les aseguraba el premio los dejaba tranquilos para apegarse al apiñadero y esperar la faena de sus contendores.

Sucedieron a los jinetes de Cautín la collera de Bastida y Martínez, de la Asociación Arauco, que llegaban al tercer toro con 9 puntos pero con carrera de 3 sólo podían aferrase a un milagro. Igual destino para los Poblete que a sus 13 sólo sumaron 1 bueno.

Vino el turno de Alcalde y Ordóñez, de la Asociación Valdivia, viejos bravos que de seguro no desaprovecharían la oportunidad. A los 10puntosen dos toros sumaron carrera de 7 buenos gracias a los 6 a la mano que le puso Alcalde en el Roquete 12, subiendo hasta los 17 puntos y… a esperar también.

Middleton y Arredondo entraron con 15 puntos y así como estaban las cosas con tres atajadas aseguraba el premio pero como el Rodeo es como correr en vaca sólo lograron rescatar 2 puntos para el menos igualar los 17 de Alcalde y Ordóñez.

Miranda y Miranda entraron decididos y les bastaban dos atajadas para premiar. Difícilmente sumarían en el primer viaje por lo rápido de los guachos aunque a su favor estaban los 7 a la mano que marcó la yegua baya en el segundo toro. Pero con un piño pa`delante y pa`tras terminaron por perder toda opción. Al mismo instante, Rivas y Pooley se abrazaban alasegurar uno de los 4 cupos que dio la serie. Y, por su parte, Alcalde-Ordóñez y Middleton-Arredondo al menos podrían correr un toro más ante un posible desempate.

La responsabilidad estaba en manos de los Troncoso y López, que hasta ese momento y sólo el día sábado llevaban 9 toros corridos intentando premiar pero con el anhelo que en el décimo encontrarían los boletos a Rancagua. Pero no fue así y con uno bueno a dormir para llegar a la última serie. En contraste, Ordóñez y Alcalde se abrazaban al igual que Middleton y Ordóñez.

Fuente: caballoyrodeo.cl

Comenta!