Consejo Constitucional vota hoy lunes su propuesta final

71

El Consejo Constitucional vota este lunes en un último pleno su propuesta de nueva Constitución, que incluye artículos polémicos sobre derechos reproductivos y migración y que cuenta con muy poco apoyo entre la población, según todas las encuestas.

El último sondeo Pulso Ciudadano reveló este domingo que el 69,7 por ciento de los chilenos se inclinaría por votar en contra del texto en el plebiscito del próximo 17 de diciembre y que solo el 30,3 por ciento optaría por aprobarlo.

Con 17 capítulos, 216 artículos y un apartado final de 62 disposiciones transitorias, el texto fue elaborado durante cinco meses por un órgano de 50 miembros elegidos en las urnas, donde el Partido Republicano y Chile Vamos tienen mayoría, con 22 y 11 escaños, respectivamente.

La derecha hizo valer su contundente mayoría e incluyeron en el texto que se somete a votación este lunes polémicos artículos que han sido criticados desde varios sectores por suponer “retrocesos” en materia de derechos con respecto a la Constitución actual, vigente desde la dictadura (1973-1990) y reformada decenas de veces en democracia.

El jefe de la bancada republicana, Luis Silva, reconoció la semana pasada en unas polémicas declaraciones que la propuesta constitucional “acomoda más” al espectro que va “desde la centroderecha hacia la derecha”.

“Que haya mayoría de derecha en uno de los órganos del proceso, no significa que sea una ‘Constitución de derecha’. Hay que recordar que más de la mitad de los artículos se aprobaron con votación transversal”, defendió por su parte la consejera de centroderecha, Gloria Hutt.

“GRAN RESISTENCIA AL CAMBIO”

El oficialismo trató de “moderar” el texto en distintas instancias a lo largo del proceso, pero sus 17 escaños resultaron insuficientes -este lunes tampoco podrán hacer cambios- y se espera que en las próximas semanas anuncie si harán campaña a favor o en contra para el plebiscito.

Para Javier Couso, constitucionalista de la Universidad Diego Portales (Chile) y Utrecht (Países Bajos), el Consejo Constitucional despachará este lunes un texto “programático, que profundiza aspectos que ya tenía la Constitución del año 80, como la adhesión a un ideario neoconservador en lo económico y a una moral conservadora en lo cultural”.

“Se echa de menos el anteproyecto de la Comisión Experta -un grupo de expertos designados por el Parlamento que elaboró en mayo un texto modelo- porque era sobrio, breve y estaba acordado transversalmente desde el Partido Republicano hasta el Partido Comunista”, apuntó a EFE Couso.

Entre los artículos más polémicos destacan “el derecho a la vida de quien está por nacer” -que el oficialismo teme que colisione con la aplicación de la ley que permite el aborto en tres causales-, la expulsión inmediata de los migrantes que ingresen por pasos no habilitados o la exención tributaria de la primera vivienda, que beneficia a las personas de mayores ingresos.

La izquierda tampoco está conforme con cómo ha quedado consagrado el Estado social de derecho, una de sus aspiraciones históricas, y lamentan que muchos artículos lo contradicen y mantienen el actual Estado subsidiario.

Se trata del segundo proceso constitucional que vive Chile, luego de que el primero concluyó en septiembre de 2022 con un contundente rechazo del electorado a un proyecto escrito por una convención izquierdista.

“A Chile le está gustando mucho llegar a consensos constitucionales porque hay una resistencia enorme al cambio en los actores más poderosos, que solo apoyan cambios a su favor y que no tienden a responder las demandas que tuvo la ciudadanía en el estallido social de 2019”, aseguró a EFE Julieta Suárez-Cao, de la Universidad Católica.

Si el texto finalmente se rechaza en diciembre, seguirá vigente la actual Constitución y el Gobierno del Presidente Gabriel Boric ya ha adelantado que no impulsará un tercer proceso.

Fuente: Cooperativa

Comenta!