Crean Asociación Chilena del Rifle en medio de la polémica por reforma a Ley de Control de Armas

Desde hace 14 años se tramita en el Congreso la reforma a la Ley de Control de Armas, proyecto que pretende restringir al máximo la posibilidad de que civiles compren armamentos, limita el número de armas inscritas, prohíbe la tenencia de cierto tipo de estas y obliga a coleccionistas a tener un máximo de 20 piezas.

Las estadísticas que maneja la autoridad demuestran que poco más de la mitad de las armas incautadas a delincuentes provienen de robos a particulares, es decir, el arma que se pensó como un elemento de defensa, termina haciendo exactamente lo contrario.

«Esta ley busca regular de mejor forma, con requisitos específicos y claros para poder combatir de mejor manera el poder de armamento y el poder de fuego con que cuentan bandas delictuales. Lo que queremos es que no lleguen armas a las manos incorrectas», señala el ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

Es en medio de esta polémica que un grupo de ciudadanos que se oponen a la iniciativa creó la Asociación Chilena del Rifle (ACDR), entidad que está pronta a legalizar su existencia.

La asociación no accedió a conceder una entrevista presencial, pero por correo aseguraron que la razón de su existencia es precisamente «oponerse al proyecto de control de armas».

Según consideran, el propósito de la reforma es «arrebatar por medios violentos el derecho a los chilenos respetuosos de la ley de poseer y utilizar armamento para su protección. Además de coartar la práctica de algunos deportes y de la cacería sustentable».

En la web de la asociación se encuentra una serie de testimonios como el de Raúl Moya, padre de la pequeña Tamara, menor que fue asesinada por un delincuente en medio de una encerrona en febrero pasado.

«Si yo como ciudadano respetuoso de la Ley, tengo la intención de defender a mi familia porque el Estado de Chile no es capaz de asegurarme esa protección, ¿Por qué tendría que ser coartado en mi libertad de responsablemente tener un arma en mi domicilio?», dice Moya.

«Estamos muy preocupados por las modificaciones planteadas para la actual Ley de Control de Armas, ya que esta nos afecta directamente a nosotros como deportistas, coleccionistas y tenedores de armas», dice la seleccionada chilena de tiro Beatriz Montory.

Deportes como el tiro skeet o el tiro al blanco se verían seriamente afectados pues quienes lo practican estarían forzados a entregar sus armas.

El proyecto de ley, aseguran desde la ACDR, va en la dirección opuesta al sentir ciudadano, ya que en los últimos años existe un aumento de armas inscritas para defensa personal y de personas que concurren a polígonos para aprender a utilizarlas responsablemente.

Fuente: Meganoticias
Comenta!