Desarrollo emocional y retorno a clases

54

Este 2022 comenzaremos con la presencialidad en todos los establecimientos educacionales, nos encontraremos con estudiantes que durante más de un año no tuvieron contacto físico con sus compañeros, docentes y amigos. Los reencuentros serán muy significativos e importantes, nos volveremos a mirar a los ojos y podremos saber cómo se sienten nuestros estudiantes; si lograron entender la materia o requieren de más ayuda, o simplemente una mirada de afecto o cariño. Por esta razón es que este año debemos trabajar de manera transversal lo que es el Desarrollo Emocional, un trabajo enfocado directamente a niños, jóvenes y adultos, un aspecto importante para su desarrollo físico y cognitivo.

Diversos autores y estudios confirman que, a mayor desarrollo emocional, mayores habilidades sociales, menos número de conflictos y conductas disruptivas, mejor convivencia escolar, mejor rendimiento académico y, en definitiva, mejor desarrollo integral del niño, joven y adultos.

Las escuelas tendrán un tremendo desafío cuando regresen los estudiantes, pero el trabajo colaborativo entre las escuelas, familias y las distintas instituciones permitirá garantizar un regreso seguro, de esta forma es como tenemos que preparar a todo el equipo educativo para el retorno, a cuidar las emociones de los niños y niñas, se necesitan adultos afectuosos que sean capaces de mantener la calma y de protegerlos psicológicamente, es por eso que nosotros trabajamos todo este proceso con las estudiantes de Técnico en Educación Especial, quienes son las que acompañan a los estudiantes con Necesidades Educativas Especiales entregando distinto apoyo a las emociones, observando, escuchando, tratando de entender las emociones que expresan con actitudes y conductas.

Para este retorno el llamado es acompañar a los estudiantes en todo este proceso de forma colaborativa, involucrando siempre al equipo institucional de cada establecimiento y a las familias.

Por Karina Sandoval Palacios
Directora carreras Área Educación
IP-CFT Santo Tomás Osorno

 

 

 

Comenta!