Deseos para un año desafiante

75

Sergio Willer Daniel
Presidente Directorio
Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno A.G.

Muy feliz Año!!!!! 

A nombre de los socios y la familia de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, es un honor poder saludarles en las primeras horas de este 2023.

Cuando cambiamos el calendario, uno puede caer en la tentación de expresar deseos grandilocuentes, genéricos y frases cliché.  Sin embargo, el 2022 reforzó nuestra cautela, ya que  la palabra más recurrente que escuchamos fue INCERTIDUMBRE, por lo que pasaba en el país, como fuera de nuestras fronteras.  Al parecer ello será una herencia poco grata para el nuevo año.  

En otras ocasiones sufrimos cambios y crisis económicas mundiales, como ocurrió en la anterior de 2008, pero nuestra situación interna era una roca a la cual nos anclamos todos, sin importar el patrimonio, el origen o la situación personal, lo que nos permitió resistir y salir fortalecidos.  

Hoy, como país, junto a los abrazos y la celebración no podemos sino desear que las decisiones de las autoridades económicas sean tomadas en base a la razón y pensando en el bien común. Que desde la cordillera de Los Andes soplen vientos de emprendimiento, que haya trabajo, salud, y que no falte un plato de comida en ninguna mesa de Chile.

Hoy, la mayoría de las discusiones y las decisiones se centran y se toman en la ciudad, arrastrando al campo, su cultura, su abundancia, su trabajo y sus sueños a mayores dificultades para poder proyectarse en el tiempo.  A pesar de ello, cuando uno conversa con un agricultor o ganadero, más allá de las dificultades del camino, encuentra mucha gratitud, por ese campo que sonríe y fructifica en abundancia, con cosechas, animales y alimentos.

La Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno espera que en 2023 exista paz, y un clima benigno para poder vivir y producir en el campo; que exista plenitud de nacimientos, que las semillas y plantas invitadas a vivir en nuestros suelos se desarrollen frondosas y generosas; que nuestros alimentos sigan siendo sanos e inocuos; y que personas y empresas tengan opciones de venta de sus alimentos en Chile y el extranjero.

El 2023 nos invita a reorganizarnos, a buscar nuevas oportunidades, y a cuidar los recursos. Deseamos que después de tres años de división, y discusión, los chilenos volvamos a encontrarnos, porque para sacar al país adelante, somos todos necesarios.

Anhelamos ver que desde lo urbano se reconozca el valor que tiene producir los alimentos. Nosotros una vez mas, en este compromiso invisible y sin fecha de vencimiento que tenemos con nuestro país y nuestra gente, no descansaremos por lograrlo.

Desde el corazón de SAGO, nuestros mejores deseos para este nuevo año.

Columna publicada en el Diario Austral de Osorno

Comenta!