Diputada Emilia Nuyado (PS) y propuesta de Estado intermedio en La Araucanía: “Me decepciona la actuación de este gobierno que sólo se trata de represión”

84

Fuente: La Tercera

La parlamentaria socialista y representante del pueblo mapuche anuncia su voto en contra del proyecto del gobierno que busca establecer un Estado constitucional “intermedio” para el resguardo de infraestructura crítica como vías y carreteras principalmente en la Macrozona Sur. Dice que nunca estuvo de acuerdo con el nombramiento de Izkia Siches en el ministerio del Interior y dice que Salvador Millaleo, ahora ex asesor del ministerio en materia indígena, no fue escuchado.

A horas de que el gobierno presente su propuesta para establecer un Estado constitucional “intermedio” para el resguardo de infraestructura crítica como vías y carreteras principalmente en la Macrozona Sur, la diputada del Partido Socialista (PS) y representante del pueblo mapuche, Emilia Nuyado anuncia que el gobierno no contará con su voto para respaldar la iniciativa.

Las aprensiones oficialistas ante un despliegue de las fuerzas militares en La Araucanía se radican principalmente entre los parlamentarios de Apruebo Dignidad, como reconoció ayer el senador Juan Ignacio Latorre. “Obviamente, esta no es una alternativa que nos genere mucha comodidad al mundo nuestro del Frente Amplio y Apruebo Dignidad”, dijo el legislador de RD. En el Socialismo Democrático, en cambio, se han mostrado más llanos a la vía trazada por el gobierno. Sin embargo, la voz disidente en ese bloque es Nuyado, quien en entrevista con La Tercera PM, es dura en su evaluación de cómo el Ejecutivo ha gestionado el problema en la Macrozona Sur. “Con este desconocimiento permanente y esta forma de marginar al pueblo mapuche, seguimos recibiendo un actuar similar al del gobierno de Piñera y los del gobierno de la Concertación, no hay cambios”, dice.

El gobierno presentará la fórmula para llevar a cabo el anunciado Estado constitucional “intermedio” para el resguardo de vías y carreteras. ¿Qué le parece la alternativa planteada?

El gobierno tiene un mandato y debe cumplir su obligación de luchar contra los delitos, contra el narcotráfico y está dentro de las facultades del Presidente otorgar seguridad a la ciudadanía, pero yo tengo una preocupación: cuando se define una cantidad presupuestaria tan importante para seguridad, que es lo que se ha estado anunciando, no viene acompañada de un plan social, cultural y de desarrollo territorial para el Wallmapu. El gobierno no está dando cumplimiento a los compromisos que señaló en su propio programa, que era poder dialogar, avanzar en la restitución de tierras y de derechos del pueblo Mapuche. No han habido anuncios en lo absoluto respecto a eso, solo la designación en Conadi de Luis Penchuleo. Cuando se anuncian tantos recurso en seguridad pública, debería existir la misma cantidad de recursos para lo que el mismo Presidente se comprometió.

¿Votará en contra de este proyecto del gobierno?

Voy a votar en contra. Así se lo he manifestado a mi bancada, saben cuál es mi postura y se han molestado, pero me han respetado.

¿No cree que la propuesta del Ejecutivo soluciona el problema ineludible del aumento de la violencia en la zona?

No lo soluciona porque no se ataca el problema de fondo. La región con mayor violencia no es necesariamente el territorio mapuche. Toda la responsabilidad de la violencia se la han “cargado” al pueblo mapuche y no lo sabemos hasta el día de hoy, porque el Ministerio Público ha indagado pero nunca ha encontrado responsables. ¿Quién genera la violencia en La Araucanía?

Grupos radicalizados y otros grupos delictuales violentos…

Salvo en algunos casos que se los han adjudicado (grupos radicalizados), pero han existido atentados que ellos mismos dicen que no han sido. Y cuando han sido, jamás contra personas o a infraestructuras estatales, sino que a infraestructuras privadas.

¿No le convence que la iniciativa del Ejecutivo incluya control civil de las fuerzas militares desplegadas?

Aunque sea la persona de civil que tenga que dar la orden, va a ser finalmente un militar quien va a terminar asesinando, como el “Comando Jungla” mató a Camilo Catrillanca. Lo que no tenemos que hacer que se produzca son los comandos armados.

¿Le decepciona la actuación del gobierno para enfrentar la violencia en la Macrozona sur?

Me decepciona la actuación de este gobierno que solamente se trata de represión. El proyecto de infraestructura crítica es una gran decepción. Yo represento a un pueblo marginado, que no ha tenido oportunidades, donde el Estado ha estado ausente, que se le sigue marginando y criminalizando y solamente se le responde con más balas, con represión y no con Estado que llegue hacia allá, que acoja sus demandas, que le restituya las tierras. El poder Ejecutivo, que es el gobierno del Presidente Gabriel Boric, ha olvidado al pueblo mapuche y no está poniendo el foco hoy en combatir la pobreza en aquellos territorios abandonados.

¿Cree que se ha repetido la forma de abordar el problema de gobiernos anteriores?

Con este desconocimiento permanente y esta forma de marginar al pueblo mapuche, seguimos recibiendo un trato similar al del gobierno de Piñera y los del gobierno de la Concertación. No hay cambios. Lo más grave es que este es un gobierno de transformaciones sociales, seguramente es por la inexperiencia, pero cada día que va pasando uno se va desesperando.

Como representante mapuche, ¿ha podido dialogar con la ministra del Interior, Izkia Siches o de Desarrollo Social, Jeanette Vega, quien ahora es la coordinadora interministerial por el tema Araucanía?

Con el pueblo mapuche no se ha dialogado. Ninguna ministra ni ningún ministerio o actor político del gobierno nos han preguntado la opinión que yo puedo tener como mapuche y no nos van a preguntar a ninguna persona perteneciente al pueblo mapuche. El fracaso más evidente es el de Salvador Millaleo, donde claramente hubo una discriminación.

¿Ha podido hablar con Millaleo?

Señaló que sus propuestas y sus ideas no fueron escuchadas. Eso fue lo que me transmitió, y ante eso, él no tenía nada que hacer ahí y lo único que tenía que hacer era renunciar.

¿Está molesto?

Él está molesto, porque una situación es la ministra Siches que está a cargo de Interior, pero él (Millaleo) siente que esta también es la actuación del gobierno. El gobierno no ha querido colocar en el estándar más alto los derechos de los pueblos indígenas, y yo siento que es por temor a grupos empresariales. Siguen teniendo ese temor a que los camioneros salgan a protestar junto a los gremios productores del territorio organizados. Eso ha hecho que el Presidente Boric no haya puesto en un tema al nivel de relevancia como sí lo hizo la Presidenta Bachelet en su primer gobierno, quien designó a un delegado especial. Fue la única vez que hubo esa posibilidad. Como ya no hay confianza, va a haber mayor violencia, resistencia.

¿Qué evaluación hace de Siches en Interior?

Nunca estuve de acuerdo que sea Interior -y la ministra en particular- quien tenga a cargo el tema de pueblos indígenas. La ministra, en un gesto simbólico, intentó ir a un territorio desconocido y desató la desconfianza en el pueblo mapuche. El interlocutor válido para una relación con los pueblos indígenas tiene que ser una persona como un historiador, validada, respetada. Millaleo cumplía con ello en el ámbito de la orientación, pero él no estuvo a cargo de articular políticas para pueblos indígenas. El gobierno lo designó con una mirada de asesorar al ministerio y eso estuvo muy mal. El gobierno debió haberlo dejado en un rol de coordinación nacional, con línea directa con el Presidente y no con la ministra.

Ahora el tema está siendo abordado entre Interior y Desarrollo Social…

El tema mapuche fue subyugado al ministerio del Interior que, en su definición, es un ministerio represivo y con un ministerio de Desarrollo Social que atiende una infinidad de otras áreas y que además ahora ni siquiera está en el comité político.

¿Qué evaluación hace -en general- de la agenda de seguridad?

No hay una mirada realista de lo que ocurre en las comunas donde existe mayor violencia, delitos, narcotráfico y no me refiero solo a La Araucanía, sino que también a comunas de la Región Metropolitana y de todas las regiones. No se ha ido al problema de fondo, que tiene que ver con la situación de marginalidad, exclusión, discriminación de familias enteras que han sido olvidadas por el Estado. No hay recursos equiparados entre lo social y la cantidad que se está planteando para atender la seguridad pública. Nada se está haciendo para disponer recursos en las comunas para apoyar a niños, adolescentes y jóvenes que, por ejemplo, no están en el sistema educacional. Considero que es una política equivocada, es una política de un gobierno dictatorial, no es una política de un gobierno que se ha definido de transformaciones sociales.

Fuente: La Tercera

Comenta!