Diputados piden apurar trámite de ley Antiterrorista y apuntan al trabajo de la fiscalía y policías

Variadas reacciones generó entre los diputados la situación que afectó al presidente del directorio de Metro, Louis de Grange, quien recibió en su casa un sobre con un artefacto explosivo que no alcanzó a detonar, ya que antes logró alertar a Carabineros. Un hecho muy similar el que tiempo atrás le ocurrió al entonces presidente de Codelco, Óscar Landerretche, quien no corrió la misma suerte, pues en su caso sí explotó generándole daños leves.

Todos condenaron el hecho, pero no hubo coincidencia en si se trata o no de un acto terrorista como lo calificó el ministro del Interior, Andrés Chadwick. Además, algunos cuestionaron el trabajo de las fiscalías y policías, mientras que otros aseguraron que estas instituciones no tienen las herramientas para una adecuada investigación.

“Hoy los fiscales tienen más facultades para investigar un robo que esto, por eso es que no hay resultados porque todavía tenemos una ley, que combate el terrorismo, muy antigua. El Gobierno anterior no hizo nada, este Gobierno está tratando de avanzar y ha apostado en poder darle facultades a la Fiscalía para que puedan tener herramientas para investigar, hoy día no la tienen (en el caso del terrorismo) Por eso es que no hay resultados, no lo hubo en el caso Landerretche”, sostuvo el diputado Gonzalo Fuenzalida (RN).

El parlamentario, integrante de la comisión de Seguridad Ciudadana, agregó que “ojalá que esta bomba a domicilio sirva para apurar la ley antiterrorista que el Gobierno está impulsado y está en el Senado (en comisión de Constitución) y nos permita perseguir estos delitos y dar con los responsables que hoy quedan impunes”.

Por su parte el presidente de la instancia, diputado Miguel Ángel Calisto (DC), aseguró que “acá hay responsabilidad y retraso por parte de Fiscalía en los procesos anteriores de investigación. Esperamos que esta institución haga su trabajo y agilice el proceso de investigación para aclarar esta situación e identificar a los culpables”.

El parlamentario añadió que “estamos frente a un nuevo desafío. Al parecer este tipo de grupos anárquicos que realizan estos actos terroristas tienen mejores sistemas de inteligencia que las propias policías. Esto nosotros tenemos que alertarlo y le hacemos un llamado al Gobierno para que tome todas las herramientas que tiene a disposición para poder detener este tipo de situaciones”.

En ese sentido, Calisto manifestó la voluntad de la comisión de poder discutir “con toda facilidad y rapidez la ley Antiterrorista” una vez que sea despachada del Senado y llegue a la Cámara.

En tanto el diputado Leonardo Soto (PS), que integra la comisión de Constitución, Legislación y Justicia, consideró que “el Gobierno se adelanta y se precipita al establecer los hechos, calificándolos como una acción terrorista. Sin duda es un hecho gravísimo, pero para que sea catalogado como un hecho terrorista, se requiere acreditar otras finalidades.

Por ejemplo, se tiene que buscar producir un temor en toda la población y producir pánico en la ciudadanía”.

El legislador argumentó su postura diciendo que “esto va dirigido a una persona en particular” y es por ello que indicó que “en esto hay que ser prolijo, porque si no lo es, simplemente los tribunales terminan rechazando las peticiones que pueda hacer el gobierno”.

Finalmente el diputado socialista señaló que “en los últimos años hemos tenido un fracaso policial muy claro. No hubo sospechosos en el caso de Óscar Landerretche y en este último caso, dudo que se pueda encontrar alguna pista que conduzca a los autores.

En resumen, con este Gobierno hemos tenido fracasos tras fracasos porque no se hacen bien las cosas”.

Fuente: Emol.

Comenta!