Educación Remota, medidas de apoyo a apoderados y demandas: La nueva realidad de los colegios particulares en la crisis del Covid19

Una vez decretada la suspensión de clases a nivel nacional producto de la llegada del virus Covid-19 a Chile, los establecimientos educacionales comenzaron a emplear distintas herramientas tecnológicas para impartir clases a distancia, y así cumplir con los programas escolares.

El Lycée Claude Gay de Osorno, se encuentra impartiendo clases, mediante Google classroom y videoconferencias a sus alumnos, lo que ha implicado un esfuerzo de profesores y educandos en esta nueva realidad. Además, en el mes de abril se creó un fondo solidario para ir en apoyo de los padres y apoderados que tuvieran dificultades para solventar las mensualidades, así lo explica Ulises Aburto, gerente del Alianza Francesa de Osorno.

 

Con  más de 100 funcionarios en el establecimiento, entre los que se cuentan 60 docentes, además de personal paradocente y administrativos, este colegio ha logrado seguir pagando las remuneraciones a pesar de las dificultades económicas derivadas de una morosidad del 50% registrada en el mes de abril. El compromiso del colegio francés  es poder seguir cumpliendo con sus trabajadores, con el apoyo de los padres y apoderados, declaró el gerente.

Paralelamente, un grupo de apoderados del Lycée Claude Gay interpuso un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Valdivia, esgrimiendo el cambio unilateral de las condiciones del contrato educacional, ante lo cual solicitaron que el pago de la mensualidad sea acorde al nuevo plan de estudios definido por el colegio. Esta acción judicial que en un principio fue apoyada por un centenar de apoderados, ha ido perdiendo fuerza debido al desistimiento por parte de algunos padres y apoderados, quienes advierten que mediante subterfugios y ocultamientos se presentó dicha acción en nombre ellos y sus hijos, en contra de la Sociedad Educacional Francesa de Osorno S.A.

El recurso de Protección fue acogido por la Corte de Apelaciones de Valdivia, sin embargo, el recurso de no innovar que pretendía impedir que el colegio siga cobrando las mensualidades, fue desestimado por la unanimidad de los jueces.

En el caso del Instituto Alemán de Osorno, explicó Natacha Galarse, directora del establecimiento, se trabajó un plan en coordinación con docentes y el equipo directivo para enfrentar la emergencia, considerando la inversión en tecnología que permita desarrollar clases remotas, como un espacio seguro online para la entrega de material para los alumnos. Igualmente se implementó un sistema de becas para apoyar a las familias que sufren dificultades económicas.

 

Natacha Galarse, directora del Instituto Alemán de Osorno llamó a los padres y apoderados a permanecer en constante comunicación con el establecimiento y sus directivos, empleando los canales oficiales dispuesto para ello.

Comenta!