El legado de Douglas Tompkins

386

 

Tras su repentina partida el pasado martes, importantes sectores de manera transversal reconocen el aporte y legado de Douglas Tompkins, quien volcara en kayak en el Lago General Carrera y falleciera a causa de una hipotermia en la región de Aysen.

En conversación con esta emisora, Carlos Alberto Guzmán, quien –entre los años 2000 y 2005- trabajo codo a codo con el filántropo de 72 años como ex administrador general de empresas Tompkins, reconoció la huella que deja el ecologista en materia de conservación de bosques.

Incomprendido, Tompkins recibió las inmediatas sospechas cuando adquirió sus primeros terrenos en el sur de Chile en los años 90, donde en el Gobierno de Eduardo Frei, se le acusó de dividir al país en dos y obstruir la conectividad.

No obstante ello, durante los Gobiernos siguientes su iniciativa fue mejor comprendida por mandatarios como Ricardo Lagos y Sebastián Piñera, donde –dicho sea de paso- en 2005 el Parque Pumalín fue declarado santuario de la naturaleza, período en que Guzmán advierte una mejora en las relaciones políticas entre Tompkins y el Estado.

El cuerpo de Douglas Tompkins es velado en la comuna de Puerto Varas, desde donde será trasladado hasta la hacienda Valle Chacabuco en la región de Aysén, donde se le darán el último adiós al hombre que marcó un precedente en el país en materia medioambiental.

Commentarios

commentarios