En medio de investigación por grave déficit financiero: Superintendencia formulará cargos contra IP y CFT de Ancalao

168

Además de las acciones que lleva adelante la Fiscalía por el traspaso de $1.200 millones desde el Gobierno Regional (GORE) de Los Lagos a la Corporación Kimün –que presuntamente habrían sido desviados para sanear deudas del IP y CFT Los Lagos–, dichas instituciones de educación superior también están siendo investigadas, en paralelo, por la Superintendencia de Educación Superior (SES), en su calidad de proveedores de servicios educativos.

Recordemos que ambos planteles –que atienden a cerca de 4 mil alumnos y poseen nueve sedes a nivel nacional– fueron recientemente vendidos, a bajo precio, desde la Corporación Kimün a la Fundación Instituto de Desarrollo y Liderazgo Indígena (Fundelin), dirigida por Diego Ancalao Gavilán, quien previamente se había desempeñado en Kimün a cargo del programa de saneamiento de títulos de dominio, para el que originalmente el GORE había asignado los fondos.

Sin embargo, el vicepresidente de Kimün sostuvo hace unos días que al menos $900 millones –de los $1.200 millones– se usaron para pagar deudas que mantenían el IP y CFT Los Lagos, que habrían sido saneados antes de venderse, por $24 millones, a Ancalao. Este último se encuentra en prisión preventiva tras ser formalizado por los delitos de estafa, lavado de activos y apropiación indebida de fondos públicos.

Terminó fase indagatoria y ahora la SES se alista a presentar cargos

Al margen de la arista judicial, desde la Superintendencia de Educación Superior (SES) confirmaron a Emol que mantienen abierta una investigación en contra del IP y CFT Los Lagos, que viene desde hace meses y que se relaciona con el estado financiero de las dos instituciones, las que arrastran un importante déficit, con pérdidas de $546 millones, en el caso del CFT, y de $208 millones el IP (al año 2021).

Esta investigación se enmarca en la Ley 20.800, que establece que la Superintendencia podrá dar inicio a una investigación cuando existan antecedentes graves que hagan presuponer que una institución de educación superior se encuentra en peligro de incumplir sus compromisos financieros, administrativos o laborales; incumplir sus compromisos académicos asumidos con sus estudiantes; o de haber cometido una infracción grave de sus estatutos.

Esta investigación ya terminó su fase indagatoria y ahora la SES se encuentra en proceso de formular cargos contra ambas instituciones educativas. Una vez que éstas sean notificadas de los cargos, tendrán un plazo de 15 días para realizar sus descargos y solicitar que se abra un período de prueba.

Cuando concluya el proceso, si se verifican incumplimientos graves de los compromisos financieros, administrativos, laborales o académicos, la Superintendencia podría exigirle al IP y CFT Los Lagos un plan de recuperación; designar un administrador provisional, si se constata que no se puede garantizar la viabilidad administrativa o financiera de la institución, afectando la continuidad de estudios de los estudiantes; o, en último caso, proponer al Mineduc que revoque el reconocimiento oficial de las instituciones y se nombre un administrador de cierre.

Como antecedente, en abril pasado la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) rechazó acreditar a ambas instituciones, debido principalmente a que “no cuenta con una estructura financiera equilibrada”, además de deficiencias en su infraestructura, su descenso sostenido en la matrícula y baja retención de alumnos, entre otras razones.

Se podría abrir proceso sancionatorio por no informar cambio de dueño

En paralelo a esta investigación, la Superintendencia de Educación Superior podría también abrir un proceso sancionatorio de oficio contra el IP y CFT Los Lagos, debido a que no ha informado de su cambio de dueño.

El 9 de juliopasado el IP y CFT habría sido vendido a Fundelin, de Ancalao

Según establece la Ley 21.091, cuando se produce un cambio de controlador, las instituciones de educación superior deben informarlo a la Superintendencia, ya que se trata de un hecho esencial, y no hacerlo constituye una infracción.

Sin embargo, esto aún no ocurre. Hasta ahora, ningún nuevo controlador se ha comunicado con la SES, pese a que –según se ha informado por la prensa– el traspaso desde Kimün a Fundelin se habría producido el pasado 7 de julio.

Fuente: Emol

Comenta!