Evangélicos llamaron a la unión del mundo político en Te Deum al que asistió Boric

79

El Presidente Gabriel Boric participó esta jornada, junto a otras autoridades de Gobierno y personeros políticos, en el tradicional Te Deum con el mundo evangélico que se realiza en cada celebración de Fiestas Patrias.

La ceremonia se llevó a cabo en la Catedral Evangélica de Puente Alto, la cual fue dirigida por el obispo Edmundo Zenteno, máximo representante de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, quien hizo un llamado a llegar acuerdos en el mundo político, expresando que “un país que no tiene fe, no tiene futuro”.

En la liturgia, el obispo señaló que “es necesario cruzar la calle, es necesario conversar no como adversarios, sino como hermanos de una misma nación. Aunque a veces algunas cosas nos desunan, pero hasta cuándo… el país reclama soluciones y las soluciones no están solamente en un lado, están en todos los lados”.

“No estoy diciendo que usted va a salir de aquí abrazado tal vez con alguien que no le gusta, no, es un trabajo. Por favor, entiéndanme bien, esto requiere esfuerzo”, recalcó.

A la salida, la vocera de Gobierno, Camila Vallejo, indicó que “hay un tema de seguridad” y de violencia “económica, política” que están presentes “en nuestras sociedades”, las cuales “estamos abordando -aseguró- y tenemos que seguirlas abordando, y junto obviamente a todos los que tienen creencias, las distintas iglesias que hacen una labor también importante, más allá de lo que hace el Estado, se reconoce y valora”.

Finalmente, la presidenta interina del Partido Republicano, Ruth Hurtado, criticó al Mandatario y lo emplazó a que “se tiene que hacer cargo de lo que pasa no tan solo allá, sino que en todo el resto del país (…). Creo que el Presidente se tiene que dedicar a gobernar, ya terminó el periodo de campaña y nosotros todos los ciudadanos esperamos que él se dedique a gobernar”.

Al finalizar la cita, el Presidente no dio ningún tipo de declaraciones. En tanto, este domingo participará, también como es tradicional, en el Te Deum ecuménico en la Catedral Metropolitana de Santiago.

Fuente: Cooperativa

Comenta!