Exclusivo de Radio Sago: Claves para entender el caso de la caída del puente Cancura

Créditos a Club Aéreo de Purranque
  • A poco más de 72 horas desde la tragedia que enluta a la provincia de Osorno, las aristas sobre las cuales se perfila que se concentrarán las diligencias de la fiscal Leyla Chahín son una eventual entrega de permisos de extracción de áridos -mayor a las establecidas en el Plan Maestro de Manejo de Cauce de la Cuenca del río Rahue de 2014, lo que habría originado el inicio de obras de reparación de las bases del viaducto donde se habrían registrado errores en los trabajos.

Tres aristas centrales se desprenden de la investigación que deberá llevar a cabo la fiscal Leyla Chahín sobre la caída del puente Cancura, el que dejó como saldo una persona fallecida y seis heridos graves, además de un grave perjuicio para la provincia, debido al corte de una de sus principales rutas: la U-55 que conecta Osorno y Puerto Octay.

  1. Eventual fallo en los arreglos del puente Cancura, un problema estructural que según Vialidad se originó a raíz de la extracción de áridos:

–       Si bien con fecha 25 de enero de 2017 el Ministerio de Obras Públicas descartó riesgos en el puente Cancura, esto fue contradicho luego por el ordinario N°692 de Vialidad fechado el 17 de marzo de 2017, el cual dejó “constancia que la fuerte socavación en las cepas del puente es producto de la histórica extracción de áridos aguas debajo de la estructura –del puente-”.

–       Así, a fines de octubre de ese mismo año, el Estado licitó obras de reparación para el viaducto, las que fueron adjudicadas a RCN Empresa de Responsabilidad Limitada, comenzando a ejecutarse en marzo de 2018 a un costo que alcanzaría los $800 millones de pesos, con el objetivo de reforzar y reparar las tres cepas del puente. Estas obras eran las que se ejecutaban hasta el sábado 23 de junio, día en que se desató la catástrofe.

–       Según testimonios de habitantes del sector, el desvío del cauce durante las obras fue un elemento central en la tragedia, ya que concentró la fuerza de las aguas del Rahue, en plena temporada de lluvias, únicamente en uno de los pilares, el cual finalmente cedió, causando el colapso del puente.

  1. Límites máximos de explotación de áridos que habrían originado el deterioro de las cepas del puente:

–       En 2012, el Gobierno Regional licitó a un valor de 280 millones de pesos un estudio de las cuencas de los ríos Rahue y Forrahue, el que dio origen al Plan Maestro de Manejo de Cauce de la Cuenca del río Rahue que respecto de la explotación de áridos en el lecho, estableció máximos de extracción por área, para asegurar la sustentabilidad de los cauces.

–       Este estudio, desarrollado por SKM IRH, fue presentado en septiembre de 2014 y estableció para la zona aledaña al puente Cancura – en la que operan dos empresas- un máximo de 70 mil metros cúbicos de extracción al año.

Los límites máximos de extracción fijados en el Plan Maestro de Manejo de Cauce de la Cuenca del río Rahue licitado por el Gobierno Regional y presentado en 2014, fueron:

 

Sector del río Rahue, distancia tomada desde el río Coihueco aguas abajo Vol. de extracción de áridos estimado como máximo en m/3 al año Comentario
 
 

Desde metro

 

Hasta metro

2.100 5.000 70.000 En esta zona se ubican las plantas de áridos de:

–        Jaime Rosas y

–        Petromin (Dowling y Schilling que en un 80% pertenece a Cementos Biobío).

8.000 9.000 24.000
25.000 28.000 140.000 Aguas debajo de esta zona se ubica la extracción de áridos de Adalberto Ide. (zona de extracción agotada desde la cual ya no hay explotación)
29.000 30.000 24.000
36.000 37.000 30.000

Fuente: Plan Maestro de Manejo de Cauce de la Cuenca del río Rahue, página 37.

Responsables del cumplimiento de los límites máximos de extracción

–       Los responsables de la entrega de permisos de extracción que debían estar en sintonía con el Plan Maestro de Manejo de Cauce de la Cuenca del río Rahue, licitado por el Gobierno Regional y presentado en septiembre de 2014 son los municipios de Osorno y Puerto Octay, según la Dirección de Obras Hidráulicas, DOH, del Ministerio de Obras Públicas, MOP. El hecho de que sean dos corporaciones edilicias las encargadas de otorgar permisos, de debe a que el río divide ambas comunas, razón por la cual la ribera norte es responsabilidad de la capital provincial y la sur de la comuna lacustre.

–       Los permisos que entregan los municipios de Puerto Octay y Osorno en cada sitio de extracción se suman y en conjunto aportan al total máximo establecido en el Plan de Manejo de 2014, es decir, si el sitio aledaño al puente tenía un máximo de extracción de 70.000 al año, los municipios, en teoría, no deberían haber extendido permisos más allá de 35.000 metros cúbicos, cada uno, al año.

–       Hasta ahora, se ha confirmado que sólo en octubre de 2017, la Municipalidad de Puerto Octay autorizó la extracción de 50 mil metros cúbicos a Dowiling y Schilling, en el sitio cuyo límite máximo asciende a 70.000 anuales, compartido entre dos empresas –es decir, Osorno no habría podido entregar permisos por más de 20.000 metros cúbicos en ese año para ese sitio, considerando tanto a Dowling y Schilling como a la empresa Jaime Rosas-.

–       En materia de fiscalización de los permisos de explotación, la DOH ha señalado que la responsabilidad recae en las mismas corporaciones edilicias de Osorno y Puerto Octay e incluye la determinación de áreas de extracción ilegales que constituyen una zona gris sobre la cual no existen números claros.

–       Si bien efectivamente los permisos de las extracciones legales emanan de los municipios, en entrevista dada a Radio SAGO el 26 de junio de 2018, el alcalde de Osorno, aseguró que no se han entregado permisos de extracción que estén por sobre los criterios aportados por la Dirección de Obras Hidráulicas, DOH, y agregó que este mismo organismo dependiente del MOP, es el principal responsable de fiscalizar. En tanto, la alcaldesa de Puerto Octay, en entrevista a El Mercurio, aseguró no tener los recursos necesarios para desarrollar inspecciones en esta materia.

–       Lo que deberá determinar la investigación de la fiscal Leyla Chahín en este ámbito, es si para el periodo 2014-2018 fueron o no respetados los 70.000 metros cúbicos de extracción anuales en ese sector aledaño al puente, lo mismo que en los años inmediatamente precedentes, donde se registró el descenso de tres metros en el lecho del río, dejando al desnudo las bases del puente Cancura y haciendo desaparecer la tradicional playa de la villa.

–       Algunas de las fórmulas para determinar la cantidad extraída en el periodo 2014-2018 por parte de la Fiscalía, son:

  • Cantidad de permisos otorgados por los municipios de Osorno y Puerto Octay para el sitio de extracción aledaño al puente Cancura, como asimismo, los otros tres establecidos por el Plan.
  • Facturación de las empresas que extrajeron áridos en los sitios determinados por el Plan, entre 2014 y 2018.
  • Compras de áridos en Osorno, en especial por parte de los principales demandantes de este insumo clave: Premix y Redimix.

–       Si hubo sobre explotación de uno o más sitios, deberá explicarse por qué no se respetaron  los límites máximos de extracción de áridos fijados por el Plan de Manejo de la cuenca del rio Rahue.

Comenta!