Expediente secreto del SII: cómo operaban los seis clanes que usaron el mecanismo del “fraude tributario” más grande de la historia

251

La tarde del pasado jueves, uno a uno fueron siendo detenidos por efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) los más de 60 supuestos empresarios, colaboradores de estos y hasta los testaferros de seis organizaciones o “clanes” que dejaron en evidencia el mayor fraude tributario del que se tiene registro en la historia judicial chilena. Pero, ¿Cómo operaban estas organizaciones y cómo llegaron a defraudar más de $200 mil millones al Fisco?.

El golpe de la Fiscalía Metropolitana Occidente ocurrió la semana pasada tras cuatro años de investigación -desde el 2019-, y se concretó con la detención de 65 personas tras el allanamiento a 90 domicilios en 10 regiones del país. El fraude de las seis organizaciones criminales -como fue calificada este lunes por la Fiscalía- habría logrado defraudar $240 mil millones, los cuales se concretaron a través de la operación de 340 contribuyentes que emitieron más de 100 mil facturas falsas, según ha denunciado el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Megafraude tributario: clan de Pavez Canessa vendía facturas falsas y contaba con un notario suplente en la organización
Manuel Monsalve, subsecretario del Interior aseguró la mañana de este lunes que “un grupo de personas le quitaron al país para, como ustedes ven, tener una vida de lujos, comprarse autos de alta gama, relojes de alta gama, armas e inmuebles”. Y es que la PDI logró incautar $30 millones en efectivo, USD $15 mil, 22 vehículos, otros 143 automóviles que quedaron con prohibición de enajenar, además de tres cuentas de criptomonedas y una “billetera fría”, una especie de pendrive con más recursos en su interior, según explicó el director de la policía civil, Sergio Muñoz.

Junto con eso, Monsalve también entregó detalles de cómo estas organizaciones lograron defraudar al Fisco. “Estos siete clanes se dedicaban fundamentalmente a emitir facturas falsas o hacer exportaciones falsas, quiero decir aquello porque a partir de esos se producían dos hechos: alguien que tenía una empresa legal rebajaba su pago de IVA o a través de una exportación falsa la Tesorería General le devolvía dinero del Estado a las empresas”, explicó la autoridad.

“El Clan Canessa”

Este lunes, en una sala doble del Centro de Justicia, se dio inicio a la audiencia de formalización de los 65 -ver listado aquí- detenidos por este megafruade. La Fiscalía de Pudahuel, encabezada por el persecutor Eduardo Baeza atribuye a los implicados por delitos de asociación ilícita, delitos tributarios, fraudes aduaneros y lavado de activos.

Y es que según se detalló, desde el 2014 hasta 2020 los implicados en este fraude, se organizaron bajo seis bandas, incluso con una jerarquía, para desarrollar los diferentes delitos de fraude al Fisco a través de la emisión de facturas falsas.

El listado de los 55 imputados por el megafraude tributario

Uno los grupos era el denominado “Clan Canessa”, el cual lleva ese nombre por su líder, José Antonio Pávez Canessa, organización que desarrolló 16 sociedades que emitían facturas falsas a empresas a cambio de una comisión, las que además se sumaban en los registros contables y consigo rebajan los costos tributarios. Junto con eso, esa banda -además- se encargaba de auto emitirse documentos tributarios.

Para lograr su cometido, la banda liderada por Pávez Canessa contaba con cuatro “brazos operativos”. Entre quienes realizaban de dichas labores estaba Galvarino Corral “se encarga de ofrecer las facturas falsas a terceros contribuyentes a cambio de una comisión en dinero consistente en 10% del IVA vendido por cada cliente, ejecutando de esta manera una función de intermediario entre Pávez Canesa y los usuarios finales”, señaló el fiscal Baeza.

A esto se suman otros 15 sujetos, los cuales son considerados como los “usuarios finales” quienes lograron causar un perjuicio fiscal de más de $3 mil millones cada uno. Uno de estos casos son las empresas constructoras de Sebastián y Lucciano Vanella, quienes a través de la venta de IVA lograron defraudar al Estado en $3.259.417.886. Pero la banda no terminaba acá, y es que entre los expedientes también existen otros sujetos como el abogado Germán Rousseau del Río, el cual según el Fiscal “estaba a cargo de confeccionar las escrituras de constitución social, compraventa y modificación de estatutos societarios de la sociedad creada por Pávez Canesa, con los datos que le proporcionaba este último, o bien las terceras personas que se apersonaban en la notaría para la firma, previo de coordinación con el líder de la organización criminal”.

Finalmente, en el “clan Canessa” también se detuvo a ocho personas quienes serían testaferros de todas las operaciones de la organización, teniendo un rol para adquirir y ocultar las adquisiciones de origen fraudulento.

Un mecanismo que se repite

Con similar forma de operación, la Fiscalía también formalizará al “Clan Galaz” el cual era dirigido por Juan Víctor Galaz Rojas, quien a través de sus brazos operativos realizaban declaraciones falsas de exportaciones de teléfonos, con el fin de sobrevaluar las operaciones y consigo obtener la devolución de los impuestos, específicamente del IVA exportador.

Banda que a través de 14 sociedades fraudulentas habría logrado generar un perjuicio fiscal de $11.594.172.879. Para lograr aquello contaban con nueve proveedores de facturas falsas, además de otros cuatro testaferros. Entre estos se encuentra Ximena Jiménez, quien hace dos años fue candidata a consejera regional por el Partido Republicano en Melipilla. La republicana adquirió a su madre -implicada en la organización- un departamento de $80 millones en Macul sabiendo que el origen ilícito.

En el caso del “Clan Barraza”, dirigida por Olga Paz Barraza Quezada, lograron rebajar $2.489 millones a través de las devoluciones del impuesto específico al Diesel. Barraza por medio de una supuesta empresa de transporte contaba con siete proveedores de facturas falsas. Estos últimos correspondían a representantes de diversas empresas entre las que se encuentras, incluso, algunas dedicadas al rubro de la computación.

Más atrás está el denominado “Clan Croxatto”, nombre que deriva de su líder, Osvaldo Mario Luis Sacco Croxatto, quien logró generar pérdidas para el Fisco por $422.727.859. Esta organización logró generar esta rebaja de IVA a través de seis empresas que proveían las facturas falsas.

Misma operación que desarrollaba el “Clan Nexus”, una banda que desde el 2015 al 2018, que era liderada por Jorge Cuello Leyton, Nuvia Luna Fernández y Cecilia Leyton Guerrero, quienes a través de la rebaja de IVA lograron defraudar por $849 millones al Fisco. Esta organización, a su vez recibió facturas del último de los grupos detenidos, el cual fue denominado como el “Clan Barriga & Polanco”, dirigida por Christian Barriga y Ricardo Polanco rebajaron hasta más de $2 mil millones.

Fuente: La Tercera

Comenta!