Gendarmes de Alto Bonito llevan dos años pidiendo soluciones por febles condiciones laborales con cero resultados

79

En un cuento de nunca acabar se está transformando el deseo de mejora de sus insuficientes condiciones laborales, por parte de los funcionarios de Gendarmería en la Región de Los Lagos.

En conversación con Radio Sago, la dirigenta de la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes, la cabo segundo Iris Álvarez, precisó que la situación en el penal de Alto Bonito en Puerto Montt, está cerca del desborde.

La funcionaria detalló que aparte de lidiar con una población de 1800 internos, con diversos grados de peligrosidad, hay que sumar la ausencia de un muro perimetral que acabe con la presencia de los “pelotazos”, o personas que lanzan elementos al interior de la cárcel, donde sencillamente no prestan atención alguna a los centinelas que están en las torres de vigilancia, expuso Álvarez.

La uniformada agregó que llevan dos años solicitando mejoras en aspectos de infraestructura, higiene, seguridad y salud mental, ya que el agobio sufrido día tras día por los gendarmes, es una problemática que ha escalado incluso a otros penales, como es el caso de Osorno.

Asimismo, la cabo segundo Iris Álvarez indicó que nadie del Ministerio de Justicia se ha acercado siquiera a recorrer el penal y así, buscar mecanismos de solución. Un llamado al que se unió el diputado Mauro González, quién criticó la pasividad del aparato estatal.

Consultados por nuestra emisora, el seremi de Justicia y Derechos Humanos de Los Lagos, Cristóbal Fuenzalida, respondió que su cartera tiene priorizado el penal de Alto Bonito para un futuro mejoramiento. Eso sí, sin dar plazos definidos.

De momento, los funcionarios de Gendarmería deberán seguir soportando las complicaciones de su ambiente laboral, sin descartar futuras movilizaciones.

 

Comenta!