Gobierno de Boric debe tramitar 75 proyectos de ley para cumplir su programa

234

Los compromisos programáticos del Gobierno de Gabriel Boric se traducen en un total de 75 proyectos de ley que el Presidente debiera enviar al Congreso e impulsar en este periodo, todo con el fin de cumplir lo planteado en campaña, de acuerdo a El Mercurio.

El matutino cita el programa del Mandatario para consignar en detalle todas las propuestas en cuestión, pero sitúa como prioridad la reforma tributaria, que a todas luces sería la primera en ser despachada al Parlamento.

Otras que se destacan en este listado son el aumento del salario mínimo; la reforma previsional; la reforma a la norma antielusión, y una iniciativa que fortalezca las sanciones contra quienes no paguen a las pymes.

También contemplan ingresar un proyecto que crea un modelo de educación sexual integral, inclusiva y no sexista, así como uno que garantice «la interrupción voluntaria del embarazo como una prestación de salud garantizada», y otro que sancione la violencia de género en contexto laboral.

La creación del sistema nacional de salud y la reforma de sistema universal de salud -resaltada ayer por la nueva ministra, María Begoña Yarza-, la ley de salud mental integral, y la nueva ley de drogas son otros aspectos relevantes del programa.

Además, se busca derogar la actual y controversial Ley de Pesca para sustituirla por una nueva norma; modificar y suprimir «leyes represivas» en cuanto al derecho a manifestarse; eliminar la figura del delegado presidencial, y «terminar con la lógica del Sename», al fortalecer a las familias de acogida y derogar la norma de subvenciones.

Por otra parte, hay propuestas que no requieren una nueva moción, como es el caso de la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales, que ya se está tramitando, de manera que bastaría que el Gobierno le ponga urgencia para acelerar su avance.

«Por la manera en que está conformado el Congreso, el Gobierno debe ampliar necesariamente sus redes en el Legislativo si es que desea aprobar sus proyectos emblemáticos», apuntó al medio Raúl Burgos, académico del Instituto de Historia de la Universidad Católica de Valparaíso.

Fuente: Cooperativa

Comenta!