Gobierno repudió vandalismo y Carabineros defendió protocolos de intervención durante manifestaciones

32

En el marco del aniversario de los dos años del denominado estallido social, en la región de Los Lagos se convocaron manifestaciones la tarde del lunes en Osorno, Puerto Montt, Ancud, Castro y Chonchi.

Prácticamente a eso de las 18.30 horas del lunes se comenzaron a reunir personas en torno a la Plaza de Armas de cada una de estas comunas, para iniciar una marcha cuyo recorrido se realizó por las calles más importantes de cada ciudad, manifestaciones que inicialmente fueron pacíficas, pero con el transcurso de las horas, al menos en Osorno y Puerto Montt derivó en hechos vandálicos.

En Osorno, los participantes de la protesta se movilizaron principalmente por el sector céntrico y Rahue Bajo. En este último sector, una de las manifestantes en la marcha fue atropellada por un automóvil particular en plena Avenida República, siendo atendida por personal Samu y siendo derivada al Hospital Base de Osorno. En tanto, el vehículo se dio a la fuga sin prestar ayuda.

Tras finalizar la marcha en Osorno, al igual que en Puerto Montt, un grupo de personas se congregó nuevamente en la Plaza de Armas. Instancia en donde comenzaron a generarse barricadas, por lo que Carabineros tuvo que actuar para repeler estos actos vandálicos

Durante esta jornada, las autoridades regionales realizaron un balance de la jornada de manifestaciones en la región, en ese marco el Delegado Presidencial Regional Carlos Geisse, aún cuando realizó un balance positivo en términos generales  manifestó el repudio del Gobierno frente a los hechos de violencia, que dejaron como saldo dos detenciones en Osorno y dos detenciones en Puerto Montt, más seis carabineros lesionados.

 

Por su parte, al consultar al recién asumido General de la Décima Zona de Carabineros, Carlos López si es que la institución cuenta con las armas, los mecanismos, las facilidades para el control y resguardo del orden público, el General López explicó que Carabineros sí tiene la capacidad para controlar los desórdenes pero ellos se ajustan a sus protocolos de intervención en resguardo de las personas que se manifiestan pacíficamente.

 

Cabe consignar, que tras el trabajo de los efectivos policiales en Osorno se pudieron constatar daños en las dependencias del Banco Falabella en calle Eleuterio Ramírez, mientras que en Puerto Montt, ya con luz del día quedaron en evidencia los destrozos en el frontis de la gobernación provincial de Llanquihue particularmente sus ventanales y la obras de construcción en la plaza de armas de la capital regional, producto del vandalismo que empañó manifestaciones que en sus inicios fueron completamente pacíficas.

 

Comenta!