Incertidumbre en la oposición: ¿Están los votos para acusar a Piñera?

42

Aunque algunos parlamentarios no tienen dudas de que estarán los votos para aprobar la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, que se ve hoy en la Sala de la Cámara, hay varios que ya no están tan esperanzados.

El que Gabriel Boric (CS) haya dado positivo para covid es una de las razones, porque no sólo él tendrá que ausentarse, sino que también al menos dos parlamentarios del bloque por ser contactos estrechos: Giorgio Jackson (RD) y Gonzalo Winter (CS).

Asimismo, las dudas aumentaron con la votación que se dio el viernes en la Comisión Revisora. Porque si bien esperaban que esta se rechazara debido a la previsible abstención de Pepe Auth, se evidenció que en la oposición no hay una visión única. Dan por descontado su voto en contra de la acusación, al igual que el de Pablo Lorenzini (IND) y el de al menos dos radicales.

Sin embargo, los representantes siguen con las gestiones para alcanzar los votos necesarios (78 en total), lo que incluye buscar fórmulas para que la sesión que está programada desde las 9.00 de hoy se extienda por más de 24 horas y se vote mañana martes, cuando Jackson y Winter ya estarían de regreso. Una de ellas es la “ley Lázaro”, que permite alargar los discursos.

“Seguimos con un Presidente con una causa penal abierta que fue portada en todo el mundo por un hecho de corrupción, que afecta la Constitución y las leyes; eso es lo que debe primar en la votación”, enfatizó el jefe de bancada del PPD, Raúl Soto, mientras que su par del PS, Leonardo Soto, adelantó: “Va a ser una sesión con mucho debate, muy agitada, pero los hechos son sumamente graves. El pronóstico es reservado, aunque teníamos mucho optimismo al momento de iniciarla”.

Pese a que desde el oficialismo han cuestionado que se busque dilatar excesivamente la sesión, Leonardo Soto insistió en que constitucionalmente no hay una duración estipulada. Por lo demás, dijo, en la Comisión la sola defensa de Piñera se extendió por seis horas.

Como se indica en el texto de 99 páginas, al Presidente se le acusa por graves vulneraciones al “principio de probidad y el derecho a vivir en un medio libre de contaminación” y por haber “comprometido gravemente el honor de la nación”. Todo, porque producto de los Pandora Papers se conocieron detalles de la millonaria compraventa de la minera Dominga en Islas Vírgenes, entre la familia del mandatario y Carlos Alberto Délano.

Se espera que esta jornada la defensa del Presidente, liderada por Jorge Gálvez, deduzca la cuestión previa, por cuanto estiman que el libelo carece de “argumentos fácticos y jurídicos”. Según la exposición que él hizo ante la Comisión, se está ante una “maniobra política mañosa y con claros fines electorales”. De hecho, fue enfático en decir que en la acusación se da cuenta de un “desprecio por la verdad”, ya que a su juicio, “toma como base suposiciones, atribuye intencionalidades, confunde fechas y distorsiona reglas claras y precisas”.

Jaime Naranjo: “Tenemos los votos para aprobarla, estamos confiados”

¿Cómo prevé el resultado de la votación? Lo que sucedió en la Comisión Revisora no nos sorprende, porque hace mucho tiempo el diputado Auth está alineado con el Gobierno y lo apoya. Eso no cambia en lo absoluto nuestro diseño en la Sala. Antes del miércoles la Sala habrá votado la acusación y también la prórroga del estado de excepción constitucional.

¿Cree que estarán los votos? Hasta el momento tenemos los votos para aprobar la acusación constitucional, de tal manera que estamos muy confiados y esperanzados en su progreso, con lo votos de la verdadera oposición.

¿Se va a necesitar extender los discursos para que todos lleguen? No es nuevo lo de la denominada “Ley Lázaro”, ha sido ocupada incluso por la derecha, cuando el diputado Ulloa habló más de 6 horas para que llegara Longueira. La norma constitucional, además, dice que no hay hora de término, pueden ser muchas horas. Lo que estamos haciendo no es una jugada electoral ni nos estamos aprovechando de algo determinado.

Comenta!