Indonesia castrará químicamente a los condenados por abuso de menores

Indonesia castrará químicamente a los abusadores de niños como un castigo adicional, de acuerdo con una regulación firmada por el presidente del país,  Joko Widodo.

La normativa, una continuación de la implementada en 2016 sobre protección infantil que aún se encuentra vigente, permite la castración mediante inyección, y atenuar la libido de los agresores sexuales hasta por dos años.

El castigo se impondrá si el delito involucra a más de una víctima y si produjo lesiones graves, trastorno mental, enfermedades infecciosas, alteración o pérdida de las funciones reproductivas y/o la muerte de la víctima, según consigna el medio local Jakarta Globe.

Según el código penal de Indonesia, el abuso sexual de menores es un delito punible con hasta nueve años de prisión. Los infractores se someterán a la castración química una vez que completen su sentencia de cárcel por su delito.

Comenta!