Inquietud se instala entre pescadores de Chiloé

Inquietud en los pescadores artesanales de Chiloé. Las altas concentraciones de veneno paralizante de los mariscos en las zonas afectadas por marea roja impiden que se levanten las prohibiciones de extracción de mariscos.

Y además, el Gobierno aún no paga el bono de emergencia comprometido con los hombres de mar

Complejo es el panorama para los pescadores de Chiloé producto de los altos niveles de toxina paralizante que se han encontrado en los últimos monitoreos realizados sobre todo al sur del archipiélago. Todo esto mantiene preocupados pero a la vez impacientes a los hombres de mar.

Denisse Alvarado dirigente de la pesca artesanal de Quellón señaló que no solo los tiene nerviosos los altos niveles de toxina sino que también que el Gobierno no ha cancelado el bono ofrecido como medida de mitigación.

Alvarado agregó que las autoridades no resuelven nada sobre todo los parlamentarios de la zona que están más ausentes que presentes.

Según las últimas informaciones, el bono de emergencia comprometido con los pescadores de las zonas afectadas, se comenzaría a pagar el próximo lunes 5 de marzo. La demora mantiene inquietos a los hombres de mar, que no descartan eventuales movilizaciones.

Commentarios