Instalarán ocho radares para detectar tornados entre las regiones de Valparaíso y Los Lagos

El tornado que pasó por Los Ángeles y las trombas marinas que afectaron a Concepción y Talcahuano, en la Región del Biobío, en mayo pasado, dieron cuenta de que Chile no está preparado para enfrentar estos fenómenos climáticos, al ser eventos que no suelen ocurrir seguido en nuestro país.

En ese contexto, el plan anunciado en ese entonces por el Presidente Sebastián Piñera, que prometió un “pronto” despliegue de una red de radares meteorológicos para poder detectarlos, ya tiene sus primeras proyecciones.

Según El Mercurio, la Dirección Meteorológica de Chile adelantó que se instalarán seis radares de Banda C, de medio alcance (hasta 120 kilómetros), entre las regiones de Valparaíso y de Los Lagos, y otros dos de Banda X, de corto alcance (hasta 60 kilómetros), para cubrir las zonas bajas de la cuenca de Santiago y la costa de Valparaíso.

Desde la Dirección General de Aeronáutica Civil detallaron que cada artefacto tiene un antena parabólica de 2,4 metros de diámetro que gira sobre su eje, a una altura de 20 metros, lo cual permitirá el monitoreo de las condiciones meteorológicas extremas, además del seguimiento de tornados, huracanes, tifones y ciclones.

La inversión ascendería a 14 millones de dólares (2 millones por cada radar de Banda C y un millón por los de Banda X), alrededor de 10.122 millones de pesos; a la que se le debe agregar el costo de la instalación, mantención, operación anual y el personal especializado.

En la DGAC precisaron al matutino que “estamos definiendo los lugares precisos” para su instalación, “ya que deben contar con caminos, energía eléctrica, red de datos y tener una altura suficiente para que el radar pueda ver de buena forma sus alrededores, con los menos obstáculos posibles”.

Esta nueva red se agregará a los otros sistemas ya existentes de alerta temprana de fenómenos meteorológicos o naturales, como son los sismógrafos de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica, del Sernageomin, y las boyas y radares marinos del Sistema Nacional de Alarma de Maremoto, del Shoa.

Fuente: Cooperativa

Comenta!