Intendente Harry Jürgensen reconoció que existen falencias en torno a los Planes de Descontaminación 

En el marco del Plan de Descontaminación que rige en Osorno desde hace dos años,  el cual busca entre sus objetivos, que la comuna deje de ser zona saturada, es que el intendente Harry Jurgensen realizó un análisis de aquello en que está fallando.

En primera instancia, reconoció que no se ha avanzado lo esperado respecto a los planes, y en segundo término, coincidió con le Subsecretario de Medio Ambiente, Felipe Riesco, en que todo pasa por un tema de recursos.

Según Jurgensen, se tiene claro que no se ha avanzado en los planes, así como también, en la construcción y/o implementación de viviendas aisladas. Añadiendo que pesar de las ideas se debe analizar lo relacionado a los recursos.

Por otra parte, la autoridad regional señaló que el atraso es evidente, por ejemplo, en la re conversión de calefactores que deberían haber tenido 25 mil casas, y que a la fecha sólo alcanza cerca de 2 mil 500. En este sentido, consultado sobre un posible fracaso del Plan, Jurgensen añadió que no considera aquello, sin embargo, apelaría por modificaciones en materia económica.

Cabe consignar que el Plan de Descontaminación en Osorno, PDAO, considera cuatro medidas estratégicas: Acondicionamiento térmico de viviendas, Mejoramiento de la calidad de la leña, Recambio de calefactores y Educación y sensibilización. Además incluye medidas de Gestión de Episodios Críticos, GEC, que se generan cuando aumentan los niveles de contaminación del aire, y que involucran restricciones durante los episodios de preemergencia y emergencia.

Al mismo tiempo que con este Plan, se espera que en un plazo de 10 años se puedan registrar índices normales de material que dejen a Osorno fuera de ser zona saturada.

Comenta!