Investigación en el Minvu: Los antecedentes del caso que llevará hoy a veinte personas a tribunales

Fue en diciembre de 2018, cuando las alarmas se encendieron en Fiscalía Centro Norte. Desde la Unidad de Análisis Financiero llegó una alerta sobre un presunto caso de corrupción al interior de Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), mismo que casi un año después implicaría la detención de una veintena de personas.

La investigación del caso quedó a cargo del persecutor fiscal de Alta Complejidad Francisco Ledezma, quien trabajó desde el comienzo con detectives de la Brigada investigadora de delitos de Lavado de Activos (Brilac) de la PDI.

Fue este mismo equipo el que la mañana del viernes llegó a distintas dependencias estatales para incautar información y detener a personas que aún se desempeñan en el Minvu.

Conocedores de la investigación aseguraron que ésta se llevó adelante en completo hermetismo a fin de no arruinar los resultados. De hecho, las autoridades ministeriales se enteraron de la indagatoria al momento en que se desarrollaban las incautaciones y aprehensiones. También indicaron que durante los casi 12 meses que duraron las pesquisas que permitieron las detenciones, se realizaron distintas diligencias, entre ellas análisis de información contable. Era importante, agregaron, establecer qué dineros provenían efectivamente del Estado y cuáles no.

De la cartera a tribunales

Eran cerca de las 14:30 de ayer cuando, desde el frontis del centro de documentación del Minvu, ubicado en calle Serrano, el fiscal Ledezma entregó más detalles. “Hemos hecho algunas diligencias, particularmente en el Minvu, a propósito de una investigación por delitos de corrupción en los que se habrían visto involucrados funcionarios públicos de este ministerio”, explicó.

Aseguró que los delitos investigados hasta el momento son fraude al fisco, cohecho y lavado de activos, los que se habrían configurado cuando los trabajadores del departamento de informática de la cartera favorecieron y aseguraron las adjudicaciones, por servicios vinculados a dicha área, a ciertas empresas y carteras.

Entre estas últimas estarían las de Educación, Obras Públicas y Segpres. Fuentes de Emol también señalaron que los mismos trabajadores habrían creado “sociedades fachadas” para ser ellos mismos los que prestaran los servicios informáticos.

Fuente: Emol

Comenta!