Investigan a unidad especializada antidrogas de la PDI

508

Dicha investigación se genera luego de una serie de presuntas situaciones irregulares que involucrarían a funcionarios de la Unidad de Microtráfico Cero, dependiente de la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) de Ancud,  y que la tendrían al borde de la disolución.

De acuerdo a información reservada a la que accedió Radio Sago, la situación es extremadamente delicada, ya que de confirmarse que la disolución de esta unidad está en proceso, podrían verse afectadas las comunas de Ancud, Quemchi, Curaco de Vélez y Quinchao, zonas donde la BICRIM de la PDI de Ancud tendría jurisdicción, entrampando por tanto, los procedimientos antidrogas focalizados, ello hasta que no realizar los reemplazos que se requieren para ello.

El primer golpe que sufrió esta unidad ocurrió cuando a inicios de este año uno de sus integrantes fue imputado de agredir sexualmente a dos colegas tras actividades de camaradería que habrían sido realizadas en una casa arrendada por el jefe de la unidad.

Un segundo golpe se generó tras la pérdida de un arma de servicio por parte de otro integrante, donde se habrían configurado hechos potencialmente irregulares luego de informar a sus superiores que, en un viaje a Valdivia, su arma de servicio le habría sido sustraída. El problema es que luego de iniciada una investigación y en medio de un operativo antidrogas realizado en Castro, se habría recuperado el arma, levantándose las alarmas y sospechas que lo tienen en la mira.

El tercer golpe provino de un hecho que hasta ahora se había mantenido bajo reserva, y que de confirmarse, podría terminar con la expulsión de la institución de un tercer integrante por eventual hurto agravado descrito en el artículo 447 del Código Penal y falsificación de informe a su superior descrito en el artículo 22 de la Ley Orgánica de la Policía de Investigaciones.

Los antecedentes indican que el funcionario estaría siendo indagado por su presunta participación en la desaparición de una cantidad indeterminada de dinero que habría sido incautada durante un allanamiento antidrogas en una vivienda ubicada en el sector de Alto Caracoles.

Finalmente, el cuarto golpe se vincula a lo anterior, ya que una detective que se percató de una serie de hechos irregulares entre sus compañeros de la unidad MT0, decidió recurrir a la Contraloría al ver una eventual inacción de sus jefaturas, por lo que días después, fue trasladada fuera de la Provincia de Chiloé. Se asegura para “protegerla”.

Radio Sago hizo las consultas correspondientes a la Policía de investigaciones y desde el Departamento de Comunicaciones de la institución se informó a través de un comunicado que :

“Efectivamente se está realizando la reestructuración del equipo señalado, como parte de procesos habituales de control contempladas en las políticas de transparencia de nuestra institución, puesto que al ser revisada su gestión se detectaron situaciones que podrían implicar eventuales faltas administrativas, razón por la cual se instruyó sumario en este ámbito aún en proceso.”

Comenta!