IPoM mantiene proyección de crecimiento para 2019 con alza en la inversión

El Banco Central bajó a 4% su proyección para el crecimiento de la economía chilena este año desde el rango de 4%-4,5% previsto en septiembre, debido a factores puntuales, pero mejoró su pronóstico para el aumento de la inversión desde 5% a 5,5%.

La recuperación de la actividad tuvo una pausa en el tercer trimestre, producto de factores particulares que afectaron a la minería y a la industria. En el caso de la minería, incidieron dificultades operativas en algunas faenas y en el de la industria, el efecto significativo y superior a lo previsto de la combinación de días feriados de septiembre”, señaló el instituto emisor en su Informe de Política Monetaria (Ipom) de diciembre.

Al mismo tiempo, indicó “los datos parciales del cuarto trimestre indican que se ha reanudado el proceso de cierre de la brecha de actividad, lo que se apoya en factores como la evolución efectiva y prevista del gasto, en particular de la inversión”.

En este sentido, señaló que los datos sectoriales de octubre confirman la transitoriedad del efecto calendario que hubo en la industria.

El instituto emisor mantuvo su estimación para el aumento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019 y 2020 en 3,25%-4,25% y 2,75%-3,75% respectivamente. Respecto de la proyección de crecimiento para los dos años venideros, el Ipom anticipó para el gasto una composición algo distinta que en los años previos, con una mayor expansión de la inversión y algo menor del consumo.

En el caso de la inversión el instituto emisor señaló que “varios antecedentes llevan a prever un crecimiento bastante superior al considerado en septiembre”. Para el 2019, la proyección para el crecimiento de la Formación Bruta de Capital Fijo se elevó desde el 4,5% estimado en el Ipom de septiembre a 6% en este informe, mientras que para el año 2020 se mantuvo la estimación de un aumento de 4% en la inversión.

Dichos antecedentes incluyen la reciente actualización del catastro de inversiones de la CBC, que incorporó algunos proyectos mineros de mayor envergadura”, indicó el BC en su informe.

El instituto emisor proyectó que el consumo volverá a crecer a tasas acordes con el PIB, lo que se apoya en el crecimiento que muestra la masa salarial. A esto se añade que las importaciones de bienes de consumo siguen elevadas, indicó. Así para el este año se prevé un alza de 3,6% frente al 3,8% pronosticado en septiembre, mientras que para 2019 se estima un avance de 3,3% levemente inferior al 3,4% previsto en el Ipom anterior.

Menor inflación

En cuanto a la inflación el BC estimó que tanto la medición total como la subyacente convergerán a 3% antes del fin del horizonte de política que es de dos años. El instituto emisor prevé que la fuerte baja en los precios de los combustibles reducirá la inflación del IPC proyectada para este año y el próximo, con lo que cerrará los años 2018 y 2019 algo por debajo de 3%, nivel en el que se ubicará hacia el año 2020, una vez que estos efectos se desvanezcan.

Específicamente el Banco Central prevé alzas de 2,7% y 2,9% para 2018 y 2019, frente a los aumentos de 3,1% y 3% pronosticados en septiembre.

Agrega que la inflación de los componentes de la canasta más sensibles a la brecha de actividad, que son los servicios y los bienes no transables ha crecido sostenidamente este año, en línea con la recuperación del ritmo de crecimiento que se inició hace más de un año lo que, unido al cambio a un base de comparación menos exigente, elevarán la inflación subyacente –IPC sin alimentos y energía—en los próximos meses.

Política monetaria

Como ha ocurrido desde marzo de este año, la publicación del Ipom estuvo antecedida de una reunión de política monetaria, en la que el Consejo acordó por unanimidad de sus integrantes, mantener la tasa de interés en 2,75%.

Al igual que en el comunicado respectivo, el Ipom señaló que esta decisión consideró que “el análisis contenido en este informe y los datos al cierre estadístico, confirman que la evolución de las condiciones macroeconómicas hace necesaria la reducción del estímulo monetario, proceso que se seguirá implementando con gradualidad y cautela”.

Como supuesto de trabajo para el escenario base, el Ipom contempla que la TPM seguirá aumentando en los próximos meses y que en la primera mitad del 2020 se ubicará en torno a su nivel neutral de entre 4% y 4,5%.

Cobre y dólar

El instituto emisor mantuvo su estimación para el precio promedio del cobre este año en US$2,95 la libra, en US$2,85 para 2019 y US$2,80 el 2020.

Respecto del tipo de cambio –que ha mostrado vaivenes importantes en los últimos

meses, fluctuando entre $660 y $690 la mayor parte del tiempo- el Ipom señala que, comparado

con noviembre del 2017, al cierre estadístico el peso se ha depreciado cerca de 6%

respecto del dólar, coherente con la mayor fortaleza de esta moneda a nivel global.

El tipo de cambio real se ubica en niveles cercanos a sus promedios de los últimos 15 a 20 años. Como supuesto de trabajo, se considera que oscilará en torno a estos valores durante el horizonte de proyección, indicó el BC.

Fuente: La Tercera.

Comenta!

Deja un comentario