Jefe PDI contra el crimen organizado: No hay antecedentes de que las maras se estén instalando en Chile

51

El prefecto inspector Paulo Contreras, jefe nacional Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado de la PDI, descartó este sábado que la posible presencia en Chile de las maras, peligrosas organizaciones criminales que operan principalmente en Centroamérica.

Esta alarma se generó durante la semana, cuando la PDI solicitó una sesión secreta a la Comisión Especial Investigadora sobre Criminalidad en la Macrozona Norte de la Cámara de Diputadas y Diputados, con el fin de abordar el ingreso de este grupo criminal, que opera en países como El Salvador, Honduras y Guatemala.

Pese a esto, el prefecto Contreras aseguró que “hasta el momento lo que nosotros tenemos en materia de investigativa -eso significa un trabajo en conjunto con las diferentes fiscalías-, no existen antecedentes para decir que como estructura este grupo se encuentre insertándose en el país o instalándose con alguna mirada de iniciar operaciones criminales determinadas”.

“No hemos tenido la posibilidad de detectar por los pasos de controles oficiales que haya ingresado alguien que tenga esas características. Pero de ser verificable el ingreso, tenemos la capacidad de reacción de poder instalar, previa comunicación al Ministerio Público, los sistemas de monitoreo oportuno para controlar su desplazamiento en territorio nacional”, analizó también en entrevista con La Tercera.

En esta línea, dio cuenta que “si esa persona registra algún encargo internacional, independiente que pertenezca a una u otra organización criminal, esa persona va a ser detenida”.

LAS CARACTERÍSTICAS DE ESTA ORGANIZACIÓN CRIMINAL

En cuanto a las opciones de que Chile sea una opción concreta para este tipo de bandas internacionales, Contreras afirmó que “sí existe un interés para instalar diferentes niveles de operaciones en nuestro territorio”.

“Esas posibilidades siempre van a estar, porque por doctrina -y esto no es un tema de alarma- Chile tiene las condiciones de país ordenado, donde funcionan los tres poderes del Estado, donde existen garantías a la inversión privada y a la operación pública. Claro que va a ser un país atractivo para las organizaciones que quieran instalar diferentes niveles de operación”, advirtió al medio antes citado.

El funcionario policial señaló también que “no hay nada puntual que haya sucedido” que lleve a pensar de su ingreso y que hayan llevado a realizar esta sesión secreta, sino que “hay un legítimo interés de nuestros legisladores de querer conocer en detalle información que muchas veces está subsumida en el ámbito de la inteligencia criminal, que como tal, se podrá esperar que pueda no ser comunicada públicamente”.

Finalmente, sobre las características de los maras, detalló que “son organizaciones que responden más bien a la lógica cultural de la región en la cual se están insertando. Son organizaciones que están acostumbradas a un nivel de violencia que desafortunadamente la literatura indica es muy alto”.

“Son niveles a los que la región completa ha estado sometida durante décadas. No hay que olvidar que las maras comienzan a instalarse en El Salvador a partir de la década de los años 80, precisamente producto del enfrentamiento social que experimentan las diversas facciones que estaban enfrentándose en la guerra civil de ese país. Eso, más el aumento de la migración irregular, les jugó a favor”, puntualizó.

De todas maneras, cerró indicando que “es una organización que culturalmente está bastante alejada de la idiosincrasia criminal que tenemos acá, lo que no quiere decir que vamos a bajar la guardia”.

Fuente: Cooperativa

Comenta!