Jornada tranquila en el cuarto toque de queda en Osorno posterior a una manifestación que culminó sin inconvenientes

Cuarta noche consecutiva de toque de queda para Osorno, ciudad que ha manifestado cada día del estado de excepción, como es de costumbre con familias reunidas en torno a cacerolazos y cientos de carteles que buscan demostrar una opinión.

Una nueva marcha aconteció, punto de inició Plazuela Yungay para culminar después de un par de rondas en Plaza de Armas, el centro de la ciudad del Rahue. Esta vez comandado por barras de equipos de futbol que se sumaron a esta demanda social.

Las precipitaciones no fueron impedimento para continuar con los cánticos, mientras se desarrollaban velatones y minutos de silencio que buscaban demostrar su descontento social de otra manera.

20:30 horas y la multitud retornaba a sus hogares, sabiendo que a las 9 de la noche comenzaba el toque de queda, la manifestación pacífica llegaba a su fin sin desmán alguno, demostrando que si se puede llevar a cabo.

Un puñado de jóvenes aguardaban en Plaza de Armas, esperando quien sabe qué, mientras se prendía una especie de fogata que no empañaba la luz de las velas que alumbraba la entrada de la Gobernación.

El coronel Nelson Cabezas, tras la dispersión de quienes se resistían, comentó y felicitó a la comunidad osornina que dio cátedra de cómo desarrollar una manifestación.

Toque de queda que culminó a las 5 horas de este viernes sin mayores disturbios, solo las llamas de algunas barricadas menores en diferentes sectores de Osorno que fueron apagadas por la destacada labor de Bomberos.

La ciudad espera ver la luz al final de una camino -que se vio empañado por algunos- sin embargo se tiene claro que el objetivo es uno solo y se cumplirá si todos cooperan.

Comenta!