Jürgensen adelanta que la próxima semana presentarán más de 400 indicaciones a los reglamentos de la CC

Momentos muy álgidos se viven cada día tanto fuera como dentro de la Convención Constitucional. Esta semana, el proceso de votación de los reglamentos tampoco estuvo exento de polémica. 

El jueves, por ejemplo, la discusión se tornó compleja, con dardos directos a la mesa encabezada por Elisa Loncon y Jaime Bassa, a raíz del correo enviado a los constituyentes estableciendo que algunas normas del reglamento, como también la propuesta de Reglamento de Participación y Consulta Indígena, serían votadas por un quórum de dos tercios. La tensión subió de tono, al punto que a las 11:20, cuando convencionales del pueblo Aymara reclamaron a viva voz en el hemiciclo, la presidenta del órgano constituyente se vio obligada a suspender la sesión. 

Algo similar había reclamado minutos antes el convencional del distrito 25, Harry Jürgensen, quien solicitó intervenir en la sesión sin éxito. De hecho, en sus redes sociales comentó: “Me siento un Convencional Constituyente de Segunda Clase; la mesa solo da palabra a quienes selecciona y a quienes están en el Hemiciclo. Plateamos el reclamo a viva voz a la mesa, después se instala el reclamo de pueblos indígenas”.

Y esta situación continuará porque la próxima semana se seguirán discutiendo los detalles de cada uno de los cinco reglamentos que regirán el trabajo y funcionamiento de la Convención Constitucional. 

En total se presentarán más de 400 indicaciones a los reglamentos, sólo el Reglamento General tendrá 300 de ellas.  “Estamos preparando más de 300 indicaciones para este reglamento principal. Si bien la intención es aprobar la idea de legislar, naturalmente el contenido debe modificarse de forma importante para mantener la línea que establece la Constitución y para establecer que se mantengan los derechos que tenemos los convencionales constituyentes para funcionar en la Convención”.

En el reglamento de Ética, Jürgensen también tiene aprehensiones, de hecho, asegura que no lo aprobará. “No aprobaré la idea de legislar, por cuanto impone y establece situaciones de fiscalizaciones que impiden la expresión -prácticamente- libre de los convencionales dentro de la convención”, argumentó el convencional de Renovación Nacional. 

En el Reglamento de Participación Ciudadana y de Consulta Indígena si bien hay varias materias para aprobar, ya que permite abrir las posibilidades de los pueblos originarios, se harán algunas indicaciones ya que no se puede incorporar obligaciones vinculantes para con la Convención. Es decir, “eso nos imposibilita a nosotros actuar con libertades. Hay varias materias que deben ser modificadas en este reglamento”, dijo Jürgensen.

El Reglamento de Participación, que se discutió el viernes también tiene observaciones, ya que contienen miradas únicas, dejando las miradas comunes respecto de nuestra historia y de nuestro futuro como país. “Nosotros estamos aquí para generar acuerdos y miradas comunes, no únicas, lo que se nos ha mandatado es ponernos de acuerdo para crear la casa para todos no solamente una casa para algunos”. 

Por esta serie de situaciones, “la próxima semana presentaremos más de 400 indicaciones en todos los reglamentos con la intención de modificarlos, esperemos que aquí se demuestre que hay cordura, prudencia política, compromiso con todos los chilenos y podamos tener la posibilidad –siendo minoría-de llegar acuerdos con los grupos más moderados y prudentes de nuestra convención”, concluye el convencional RN del distrito 25, Harry Jürgensen.

Comenta!