La producción mundial de leche tendría un modesto crecimiento en 2024

48

Según las últimas estimaciones, se espera que la producción mundial de leche en las principales regiones productoras crezca modestamente en un 0,25 % en 2024. Esto es ligeramente superior al aumento del 0,05 % registrado en 2023. Aunque es probable que la producción aumente, se espera que haya variabilidad entre las regiones clave.

Según Rabobank, hubo un crecimiento decepcionante de la oferta de leche en 2023. La baja demanda de importación china contribuyó a la falta general de movimiento en el lado de la demanda y a los precios más bajos que el año anterior.

Sin embargo, con una recuperación reciente, pero moderada, de los precios se espera que la producción de leche vea un cierto crecimiento en algunas de las regiones principales de exportación, con la excepción del Reino Unido, Argentina y Nueva Zelanda. Los Estados Unidos (1,0%), la Unión Europea (0,3%) y Australia (0,6%) pronostican aun leve crecimiento. La disminución del tamaño del rodeo lechero en EEUU, observada entre marzo y octubre, se está estabilizando lentamente y se espera que el número de vacas aumente en 2024 en respuesta a la recuperación de los precios de la leche. El aumento de los volúmenes de leche en la UE se verá apoyado por un incremento en la demanda nacional y de servicios de alimentos, ya que la reducción de la inflación y el aumento de los salarios aumentarán los ingresos disponibles.

Es probable que Australia revierta algunas de las pérdidas de producción en 2023 al entrar en el nuevo año. Es factible que los precios más firmes de la leche, junto con una buena demanda de exportación, impulsen la producción.

Por otro lado, se espera que las condiciones climáticas volátiles, junto con el debilitamiento de la demanda de los consumidores, reduzcan la producción en Argentina. En Nueva Zelanda, el nuevo presupuesto conservador del gobierno significará un enfoque cauteloso para la agricultura y esto afectará a los flujos de leche durante la temporada. En el Reino Unido, se estima que la producción para 2024 es un 0,9 % más baja, dados los márgenes de reducción y la tibia demanda de los consumidores.

Según Rabobank, es probable que los precios se estabilicen hacia los promedios históricos en el primer semestre de 2024. Teniendo en cuenta el modesto crecimiento de la producción, será necesario reanudar la demanda para impulsar el mercado. Además, las condiciones continuas (que podrían causar algunos desafíos climáticos para los productores del hemisferio sur), la recuperación económica de China y la inestabilidad geopolítica en Medio Oriente también son otros factores importantes a tener en cuenta en este año.

Fuente: OCLA a partir de AHDB DAIRY

Comenta!