LA TERCERA: Las dudas de RN con la disminución de parlamentarios

Parlamentarios aseguran que esta no es la principal prioridad en la que debería centrarse el Ejecutivo y que habrían esperado mayor diálogo antes del anuncio del Presidente Piñera. Analistas, además, abordan quién gana y quién pierde con la disminución de escaños.

“No conozco el proyecto, y aunque es totalmente distinto a lo que el Presidente nos dijo en el almuerzo del lunes pasado, lo estudiaremos con la mejor disposición”.

Con esas palabras el timonel de Renovación Nacional, Mario Desbordes, marcó distancia la noche del sábado de uno de los principales anuncios que incluyó la segunda cuenta pública que rindió ante el Congreso Pleno el Presidente Sebastián Piñera: rebajar el número de 155 a 120 diputados y de 43 a 40 senadores.

Y si bien en la bancada hay división respecto de la necesidad de avanzar en una reforma al sistema electoral, varios parlamentarios, incluyendo al propio Desbordes, han manifestado sus dudas al Ejecutivo. De hecho, desde la bancada, generó molestia que el gobierno no socializara, antes de realizar el anuncio, cuál será la fórmula que se está pensando implementar, en términos de redistribución de escaños y sobre los criterios y efectos que tendrá una modificación de esta naturaleza.

La diputada Ximena Ossandón (RN) sostuvo que “estamos dispuestos a conversar, pero nos pilló de sorpresa. Pensamos que iba a haber una evaluación numérica previa de lo que puede implicar para Chile Vamos”.

Y advirtió: “El aplauso fácil nos puede salir muy caro a futuro, a la misma coalición (…) esto es importante para que Chile Vamos continúe. Esto no es solo el gobierno de Sebastián Piñera, la idea es que la coalición tenga continuidad, ojalá dos, tres o cuatro periodos más”.

Mientras que su par, Diego Schalper, argumentó que el gobierno debiese enfocar sus esfuerzos en las urgencias sociales. “Creo que podemos discutir la rebaja a los parlamentarios, pero la prioridad de los chilenos está en otras rebajas: la rebaja en las listas de espera, la rebaja en el precio de los medicamentos, la rebaja del tiempo de los subsidios. Ojalá nuestro gobierno enfoque el esfuerzo en aquellas rebajas que sí  afectan la vida a los chilenos, que son las rebajas sociales”, señala.

Otro de los elementos que genera inquietud en la colectividad es que, pese a que la propuesta del gobierno no contempla terminar con el sistema proporcional que fue impulsado por la administración de la expresidenta Michelle Bachelet, advierten que la disminución del guarismo de todas formas tendrá consecuencias en el esquema actual, el que en las últimas elecciones benefició principalmente al Frente Amplio, que se instaló como tercera fuerza política y, a la vez, contribuyó -entre otros factores- a que RN se convirtiera en la colectividad con mayor número de diputados en el país.

Ese factor, según el académico de la Universidad de Talca y experto electoral, Mauricio Morales, es clave para analizar por qué esta propuesta no convence a algunos sectores de la colectividad. “No es casual que el presidente de RN se haya mostrado poco dispuesto a respaldar esta reforma mientras que desde la UDI y Evópoli el gobierno recibió un apoyo cerrado. Y la razón es electoral: si es que uno mira el resultado de la última elección, RN sacó el 17,8% de los votos, obtuvo 36 diputados, que representan el 23%. O sea, RN está cerca de 5,4 puntos sobre representada por la diferencia entre el porcentaje de votos y el porcentaje de escaños que obtuvo en la Cámara y fue uno de los más favorecidos con la reforma al sistema”, sostiene.

Para Tomás Duval, académico de la Universidad Autonóma y analista de RN, “todas las fuerzas políticas van a ser perjudicadas y, en especial, las representaciones de regiones, porque menos parlamentarios con igual número de distritos probablemente hará que muchos distritos vuelvan a ser binominales y los distritos más grandes podrían perder representación. Entonces es muy complejo y yo no veo viabilidad política a una reforma de esta naturaleza”.

Frente Amplio y la DC: los más afectados

Según un análisis preliminar de Morales, de volver a un sistema electoral con 120 diputados, una de las coaliciones que se verían más perjudicadas sería el Frente Amplio, que pasaría de 20 a 14 diputados, disminuyendo un 30% su representación. Por otro lado, Chile Vamos pasaría de 72 a 58 escaños, bajando su representación total en un 19,4% mientras que la ex Nueva Mayoría pasaría de 43 a 36 escaños, disminuyendo su representación en un 16,3%.

En RN, de hecho, han transmitido que una de las principales razones por las que el movimiento social no ha explotado en las calles durante el segundo mandato de Piñera es, precisamente, porque tienen algún grado de representación que se expresa en el Frente Amplio, lo que se pondría en riesgo en caso de que se vieran perjudicados eventualmente por la reforma impulsada por el Ejecutivo.

En el caso de los partidos, y si la DC volviese a ir fuera de pacto, sería la colectividad más perjudicada pasando de 14 a 8 parlamentarios electos, lo que equivale a una baja en la representación de un 42,9%.

¿Menos costo y mejor calidad?

Otro de los debates que se abren con el anuncio del Presidente Sebastián Piñera es qué es lo que hay detrás de la propuesta. Esto, porque el propio Mandatario vinculó en su oportunidad el gasto que implicaba la cantidad de parlamentarios y, de hecho, justamente tras la cuenta pública del sábado pasado se abrió a estudiar también una eventual rebaja en la dieta de los legisladores.

En ese contexto, Duval pone en duda que el tema del gasto sea un argumento suficiente. “Cualquier reforma electoral no debería tener que ver con los costos económicos asociados, porque si es por eso las elecciones también son muy caras, pero el punto es que tienen un valor para la democracia”, dice. Y añade que: “yo entiendo la señal del  Presidente, más bien, (como una respuesta)  a las dificultades que ha tenido en el Congreso, porque es multipartidista y ya no están las dos coaliciones binominales (…)”.

Además, descarta que necesariamente una reforma al sistema implique una mejoría en la “calidad de la política”.

Aldo Cassinelli, analista político ligado a RN, por otro lado, advierte que “hay que mirar bien los números porque estar haciendo reformas institucionales, específicamente en el Congreso para subir o baja el número de parlamentarios con o sin modificaciones de los distritos, creo que son palabras mayores, no me parece que uno pueda estar haciendo modificaciones permanentemente”.

FUENTE: LA TERCERA PM

Comenta!