Laicos molestos por mails del Cardenal Ezzati y Monseñor Errázuriz.

479

 

Indignación existe en la Organización de Laicos y Laicas de Osorno en el marco de la filtración de correos electrónicos entre el Cardenal Ricardo Ezzati y Monseñor Francisco Javier Errázuriz, ocurridos entre los años 2013 y 2014, donde muestran su incomodidad con la posibilidad de que Juan Carlos Cruz, víctima del caso Karadima, formara parte de la Comisión para la Prevención del Abuso, nombrada por el Papa Francisco.

En este sentido, el vocero de los Laicos de Osorno, Juan Carlos Claret repudió la lógica que acusa sería poco cristiana para ejercer el poder en la jerarquía eclesiástica, agregando que la filtración de e-mails viene  a representar un reconocimiento a la verdad de los dichos de Juan Carlos Cruz, cuyo testimonio sería un peligro para muchos.

Desde los Laicos de Osorno creen que esto es un paso importante en lo que respecta al objetivo de la organización, que sería la salida del Obispo de la diócesis local, Juan Barros Madrid, sin embargo, a la luz de los hechos creen que existen aspectos aún de mayor connotación qué resolver a nivel de Iglesia.

La organización crítica y denuncia el poder que dicen está revestido de religión en la estructura jerárquica de la Iglesia, donde por medio de un comunicado público advierten textualmente que “operarios del Estado deben esclarecer su participación en esta bochornosa situación, emplazamos públicamente al entonces ministro de Defensa Jorge Burgos, a que explique su participación coordinada con el Nuncio Apostólico para remover al sr. Juan Barros Madrid del Obispado Castrense”.

Commentarios

commentarios