Marcel aclaró que «la clase media no pagará» la reforma tributaria: «No cabe duda que va a reducir la desigualdad»

113

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, recalcó que «la clase media no solo no pagará» la reforma tributaria, presentada este viernes por el Gobierno, sino que «se va a beneficiar de la misma» y que, además, «no cabe duda que va a reducir la desigualdad».

En entrevista con La Tercera, el jefe de las arcas fiscales fue consultado sobre por qué hacer una reforma tributaria de esta envergadura en el difícil contexto económico que estamos viviendo, además de un escenario político fragmentado: «Un buen gobierno tiene que ser capaz de enfrentar la coyuntura, resolver problemas de corto plazo y, al mismo tiempo, avanzar en su programa y propuestas de largo plazo (…). En segundo lugar, es importante reducir la incertidumbre hoy en Chile, especialmente para los inversionistas», explicó.

Además, recalcó que «postergar la decisión de avanzar en la reforma tributaria sería prolongar innecesariamente la incertidumbre sobre el futuro de los impuestos», y sobre la inversión aseguró que esta iniciativa «despeja algunas incertidumbres» y destacó que «no es una piedra de tope. Al contrario, debería dar bastante tranquilidad a los inversionistas en cuanto a que podrán seguir obteniendo retornos razonables sobre los buenos proyectos de inversión».

«Con esta reforma no se van a aplicar impuestos desproporcionados sobre esos capitales y, al mismo tiempo, va a contribuir a través del uso de los recursos generados a que haya más paz social, mayor bienestar en el país y menores tensiones económicas y políticas. Todo eso debiera hacer más atractivo mantenerse en el país. En los últimos días he recibido a varios inversionistas extranjeros que valoran las ventajas de nuestro país y las oportunidades que ofrece en términos de energías renovables, instituciones sólidas, etc. Sería lamentable que los inversionistas extranjeros tuvieran más visión que los locales», expresó.

En este punto, sobre la estabilidad social y política, aseguró que el contenido de la reforma se ha preparado «para cumplir con los principios de mayor justicia tributaria y también reciprocidad de parte del Estado frente a los contribuyentes», como también el destino de la recaudación «apunta a ampliar derechos sociales, invertir en diversificación productiva, ciencia y tecnología, y en desarrollo regional».

«LA CLASE MEDIA NO PAGARÁ ESTA REFORMA»

El titular de Hacienda también fue consultado sobre quién pagará este reforma, y señaló que «la clase media no solo no pagará esta reforma, sino que se va a beneficiar de la misma», aclarando que hay beneficios «bastante directos, como es la posibilidad de descontar de la base tributaria el gasto en arriendo y los gastos en cuidados a niños, adultos mayores y discapacitados», como también del lado del destino de los recursos, se verán beneficios en «la reforma de pensiones o la reducción de listas de espera en hospitales».

De esta manera, aseguró que esta reforma «no cabe duda que va a reducir la desigualdad, dado que el aumento de impuestos está concentrado en los sectores de mayores recursos» y que, además, con esto se estaría dando un primer paso hacia un Estado de Bienestar.

«Tanto la reforma previsional como la reforma de la salud, que están dentro del programa de gobierno, son fundamentales para la construcción de un estado de bienestar moderno, capaz de proteger a las personas del costo económico de contingencias que se producen a lo largo de la vida. Hubo un tiempo en Chile en que se veía el Estado de Bienestar como una mala palabra. Pero con el correr del tiempo nos hemos ido dando cuenta todos los actores políticos y sociales que un Estado de Bienestar juega un papel no solamente en la economía sino también en la sociedad; contribuye que todos nos sintamos parte de algo común», indicó.

Finalmente, apuntó que «el sistema tributario debería ser capaz de unir o de reflejar valores que son compartidos más que dividir a la sociedad», pero expresó que «es evidente que un sistema tributario más justo va a significar que haya gente que pague más impuestos que otra. Pero un pacto fiscal significa generar un sistema tributario que represente valores que compartimos como sociedad y que, más allá de los perfeccionamientos que se pueden hacer en el tiempo, sea capaz de ofrecer una base con la cual se pueda seguir trabajando para adelante».

Fuente: Cooperativa.cl

Comenta!