Más de 2,1 millones de chilenos votaron en inédita jornada de consulta municipal

Superó las expectativas. En eso coincidieron prácticamente todos los alcaldes de las 225 comunas que participaron en la consulta ciudadana, desarrollada desde el reciente miércoles 11 y que concluyó ayer. Según cifras entregadas por la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), anoche, hasta las 22 horas, se contabilizaban 2,1 millones de personas que votaron en un sistema inédito, no vinculante, habilitado con mesas presenciales, pero fundamentalmente por internet.

En términos generales, la consulta buscaba conocer si la población quiere una nueva Constitución, sus principales demandas sociales y las necesidades locales de cada zona. “Evidentemente, aquí estamos con una crisis del modelo de desarrollo y son los ciudadanos quienes tienen que ayudar a las autoridades y guiarlas en qué es lo que quieren para nuestro país”, dijo anoche el presidente de la AChM, Germán Codina (RN), subrayando que el proceso fue un “éxito”.

Los ediles esperaban una participación menor y no tan masiva como dieron cuenta los resultados. Por ejemplo, en algunas comunas, como Ñuñoa, La Cisterna y Santiago, votaron más personas que en las elecciones municipales 2016. La misma cifra total es importante, considerando que en la elección presidencial de 2017, para la segunda vuelta, sufragaron siete millones de chilenos.

Una sorpresa

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri (RN), sostuvo que “todo esto es sorprendente, nosotros tenemos más participación que en la última elección municipal. Votaron más de 73 mil personas, lo que demuestra que la población está llana a integrarse. Sin duda que saldremos fortalecidos de todo esto”.

Las votaciones fueron principalmente por internet, aunque también se habilitaron colegios y otros puntos para sufragar de manera presencial, hasta donde llegaron adultos y menores de edad. ¿Por qué menores? Por primera vez, los jóvenes mayores de 14 años pudieron sufragar, quienes se inscribieron en los sitios web edilicios.

Este ítem fue destacado por el alcalde de Ñuñoa, Andrés Zarhi (RN), comuna donde sufragaron más adolescentes (cerca de 4.500). “Tuvimos una de las más altas votaciones a nivel nacional, con más de 73 mil personas. Para este proceso fuimos una de las pocas comunas que abrimos la participación a menores de edad, promoviendo una ventana única”, señaló.

Nueva Constitución

Saber si la ciudadanía quiere o no una nueva Constitución era uno de los objetivos principales para algunas comunas. Hasta el cierre de esta edición, con los resultados on line de 29 municipalidades que implementaron su sistema de sufragio a través de la empresa Evoting, se concluía que el 91% de esos sufragantes quieren un cambio en la Constitución. Es decir, 846.110 votantes estaban a favor de efectuar cambios en la Carta Magna.

En Recoleta, su alcalde, Daniel Jadue (PC), sostuvo en su cuenta de Twitter que un 85% de los votantes quiere un cambio en la Constitución: “Yo le doy las gracias al movimiento social, y en especial a las y los jóvenes, por haber logrado en 50 días que por primera vez en la historia de Chile se hiciera una consulta nacional para escuchar la voz de la ciudadanía”.

Sin embargo, no todas las comunas incluyeron la pregunta que busca dilucidar este tema. Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea no dispusieron de esta alternativa.

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI), explicó que “no la hicimos (la consulta sobre la Constitución) porque se preguntará en un plebiscito en abril (del próximo año); por lo tanto, para qué se va a preguntar dos veces”.

Otra de las polémicas registradas durante la jornada fue que algunos municipios preguntaron por una “asamblea constiyuyente” y otros por una “convención constituyente”, como alternativas a una figura mixta que incorporara a parlamentarios en ejercicio.

Prioridades

Una de las interrogantes planteadas en la votación tuvo relación con las demandas sociales. La tendencia fue clara: salud, pensiones, educación y seguridad asomaron como las preferencias más votadas.

Comenta!