Médicos se suman al debate por el test de drogas a políticos

139

La discusión sobre la eventual aplicación del test de drogas para las autoridades políticas se ha tomado la agenda en los últimos días, luego de que el candidato presidencial José Antonio Kast emplazara directamente a Gabriel Boric en el debate del pasado lunes.

La controversia no es nueva, pero ha reflotado fuertemente, cuando los dos postulantes mejor aspectados en las encuestas para llegar a La Moneda la han mencionado ante todo el país.

En la Asociación Médica para la Prevención (AMP) no están ajenos al tema. Uno de sus integrantes, el psiquiatra y ex director de SENDA, Mariano Montenegro, es tajante al respecto.

“Todas las personas que tienen cargos públicos de relevancia, que deciden el destino de gran parte de la población chilena, no deberían consumir drogas y estar disponibles de testearse para dar la confianza a la ciudadanía que no consumen”, dice.

El consumir drogas es un problema de salud pública y debe abordarse de esa manera, si una persona tiene alta responsabilidad y consume drogas, debe suspender sus actividades temporalmente, tratarse y según su evolución poder retomar sus responsabilidades o cambiar de actividad, es un tema humano, que si afectas a otros se complica aún más.”

El especialista entrega dos razones para justificar su postura. “Primero, por salud, por la lucidez en la toma de decisiones. Y segundo, porque si están en el consumo, tendrían muchas más posibilidades de estar metidos en corrupción, soborno y crimen, por lo tanto, sus determinaciones podrían estar muchísimo más mediadas por esas variables, lo que sería muy lamentable. Sería una buena iniciativa tener un control serio”, argumenta.

La metáfora del test a los pilotos de aviones

Montenegro utiliza una metáfora clara para explicar su posición. “Les pedimos test de drogas a los pilotos de aviones comerciales, porque llevan a muchas personas inocentes y tienen que estar lúcidos para moverse, decidir y asegurar al viajero. Con los que toman decisiones tenemos un viaje aún más largo y que a veces puede ser mucho más tortuoso, si no se hace con lucidez y con libertad, sin sobornos, sin corrupción y sin estar metidos en el mundo del delito”, compara.

En tanto, Humberto Soriano, presidente de la AMP, refuerza los argumentos de Montenegro, apuntando principalmente al posible uso de cannabis en el Congreso. “Ésta altera las funciones cognitivas, por lo tanto, es de perogrullo que los legisladores que van a votar sobre la legislación, en especial que tenga que ver con la marihuana, estén sin consumo en ese momento”, comenta.

El pediatra también recurre a una comparación para explicar su punto. “En Chile, el consumo de marihuana está despenalizado, lo que significa que un adulto en su casa puede consumirla sin ninguna repercusión legal. Sin embargo, cuando uno maneja está prohibido, es ilegal y penado por la ley. Una legislación similar debiese adoptarse para cualquier actividad en la cual la vida de otros individuos esté en juego”, remata.

Comenta!