Menta e Ingue: Esforzados comerciantes osorninos que buscan la inclusión

Los fríos días que hoy imperan en la ciudad de Osorno, no son excusa para el matrimonio compuesto por Cristian Ortega Molina, de 40 años, quien por años, junto a su esposa, Ingue Pérez han trabajado en las cercanías de Plazuela Yungay vendiendo sus productos.

Cristian es un conocido comerciante ambulante de la ciudad, conocido como “El Menta”, y con su presencia se ha ganado el cariño de muchos, aunque –al contar con una discapacidad física que se refleja en su dificultad en el habla- acusa que ha sido víctima de discriminación, junto a su mujer, quien igualmente cuenta con problemas para expresarse con fluidez. Hoy, ambos sólo piden poder trabajar con tranquilidad.

El Presidente Comunal del Consejo para la Discapacidad de Osorno, Juan Reyes, detalló que el 15% de la población de la ciudad cuenta con algún grado de discapacidad, en una sociedad que hoy por hoy aún le cuesta contar con mayor sensibilidad.

En marzo del año 2015, y tras 10 años de pololeo, Cristian e Ingue, sellaron su amor como marido y mujer por medio del sagrado vínculo, permaneciendo hoy más unidos que nunca, trabajando duro y “poniéndole el hombro” en un camino no exento de dificultades, por prejuicios y falta de oportunidades.

Commentarios