Mesa de la Cámara Baja denunció amenazas para evitar que el proceso constituyente continúe

46

La mesa directiva de la Cámara de Diputadas y Diputados denunció que legisladores han estado recibiendo amenazas mediante el correo electrónico institucional, con mensajes cuyo objetivo es evitar que el Congreso habilite un nuevo proceso constituyente, tras el triunfo del Rechazo en el plebiscito del último domingo.

“Diversos parlamentarios hemos recibido amenazas explícitas”, contó en un video el presidente de la Corporación, Raúl Soto (PPD), con mensajes que apuntan a “inhibir el proceso de diálogo y búsqueda de acuerdos para habilitar un nuevo proceso constituyente”.

Junto con expresar el rechazo a estos hechos por parte de la mesa directiva que encabeza, el diputado afirmó que “no nos van a amedrentar ni detener, porque este proceso es necesario para Chile y su democracia”.

“Vamos a llevar todas las acciones legales que correspondan”, advirtió también.

El primer vicepresidente de la Cámara, Alexis Sepúlveda (Partido Radical), confirmó que ya fue realizada la denuncia en la Policía de Investigaciones. “Tomaremos todas las acciones para poder descubrir y determinar quiénes están detrás de esto”, aseguró.

Según puntualizó, las amenazas, enviadas por desconocidos a través de los mails institucionales, contienen “inclusive las direcciones de parlamentarias y parlamentarios, con la expresa intención de ir a sus domicilios si es el proceso constituyente continúa“.

“Queremos decirles a quienes que están detrás de esto que no nos van a amedrentar, que tenemos el convencimiento de que tenemos un mandato entregado por el plebiscito de entrada y que buscaremos los acuerdos para tener un nuevo proceso y, por ciento, una nueva Constitución en democracia”, enfatizó Sepúlveda, en la misma línea que Soto.

De acuerdo con el medio Veritas Capitur, los legisladores afectados son cerca de 100 de los 155 que integran la Cámara Baja.

Luego del contundente triunfo del Rechazo en el plebiscito, durante esta semana se han registrado reuniones del Gobierno con partidos políticos con representación parlamentaria, oficialistas y de oposición, y otras encabezadas por los timoneles de la Cámara Baja y el Senado, con el objetivo de dialogar y sentar las bases para un nuevo proceso que permita avanzar a una Constitución que reemplace la vigente.

La Carta Fundamental que sigue en vigor fue implantada por la dictadura cívico militar de Pinochet en 1980, aunque hasta hoy ha visto cerca de medio centenar de reformas, principalmente en democracia, y actualmente lleva la firma del ex-Presidente Ricardo Lagos.

Fuente: Cooperativa.cl

Comenta!