Ministra de Salud: Quinta dosis incluiría variante Ómicron y podría estar en octubre o noviembre

181

Poco más de tres horas duró el proceso de preguntas realizadas a la ministra de Salud, María Begoña Yarza, en lo que vino a constituirse como la segunda interpelación efectuada por la Sala de la Cámara en el actual periodo legislativo, tras la concretada, en julio recién pasado, al ministro de Educación.

La jornada se inició con un minuto de silencio en honor a los 59 mil 622 personas fallecidas durante la pandemia de Covid. Luego, comenzó el desarrollo de las preguntas a cargo de la diputada Ximena Ossandón (RN). El primer tema apuntó a la decisión de sacar los escáneres corporales del sistema de detección de drogas en las cárceles y en el Sename.

Al respecto, la secretaria de Estado sostuvo que hubo una mala interpretación con el instructivo inicial. Acotó que, frente a ese hecho, se concitó la constitución de una mesa de trabajo interministerial para consensuar nuevas tecnologías que reemplazaran ese mecanismo.

Afirmó que la idea nunca fue dejar sin control a dichos recintos ni que se volviera a la tocación corporal. Por el contrario, dijo que se aspira a tener tecnología que puede hacer lo mismo que los escáneres, pero sin radiaciones. Agregó que el resultado de la mesa pronto verá la luz con su propuesta.

Terapia electroconvulsiva

Luego, la diputada Ossandón consultó sobre la denuncia que hizo la ministra respecto a supuestas torturas en el Hospital Siquiátrico El Salvador (Valparaíso), debido a tratamientos electroconvulsivos sin anestesia ni relajante muscular.  La parlamentaria recordó las críticas ante este hecho y preguntó si había habido error en denunciarlos y de quién.

Al respecto, Yarza afirmó que fue una decisión del ministerio recorrer los recintos psiquiátricos. En ese marco, se conoció la terapia de El Salvador en esas condiciones. Precisó que es deber de las autoridades denunciar hechos irregulares. También mencionó que, en 2017, una comisión de la ONU ya había señalado esta situación.

La secretaria de Estado se mantuvo firme en que era su deber desde el punto de vista de la responsabilidad administrativa y de los derechos humanos entregar estos antecedentes. Además, informó que se está haciendo un sumario y una auditoría para analizar qué procesos se han ido saltando para llegar a este punto.

Vacunación

La diputada Ossandón hizo un amplio cuestionario de preguntas en torno al Plan Nacional de Vacunación (PNV) y decisiones políticas vinculadas a este. Entre ellas pidió aclarar la salida de la doctora Cecilia Gonzales y dichos del subsecretario de Salud Pública, Cristóbal Cuadrado. También, sobre la necesidad de una quinta dosis.

Sobre el primer punto, Yarza reconoció el trabajo de la profesional y el rol que le tocó desempeñar en el PNV. Afirmó que su salida no fue política. Dijo que obedeció a una decisión propia, ya que, en noviembre de 2021, habría solicitado pasar a jubilación a partir de julio de 2022.

Remarcó, igualmente, que el PNV es un trabajo colectivo sustentado en consideraciones técnicas. En todo cas, no se pronunció en forma directa sobre eventuales errores en los intervalos en el calendario de vacunación. Ello fue cuestionado por la diputada en reiteradas consultas, acusando, incluso, adulteración de documentos.

La ministra enfocó sus respuestas en el éxito del PNV. Informó que, desde abril, hubo un ascenso sostenido con las vacunas de refuerzo, por sobre países europeos. “Lo más relevante son los resultados que tenemos: más del 90% de cobertura con la tercera dosis y 77% de cobertura con la cuarta dosis, en mayores de 18 años”, detalló.

Además, defendió que los estándares de vacunación son los mejores. Explicó que se da seguimiento a 9 millones de vacunados para ver su evolución y eso permitirá, por ejemplo, determinar la oportunidad de una quinta dosis. En todo caso, señaló que existe “una excelente respuesta inmunológica” y que “no es necesario vacunar ahora”. Agregó que la idea es que las nuevas dosis incluyan la cepa Ómicron.

Medicamentos antivirales

En materia de manejo de pandemia, la diputada Ossandón consultó sobre la adquisición de medicamentos antivirales para evitar el agravamiento de enfermos de Covid. La ministra Yarza lo descartó, señalando que los beneficios eran muy pequeños versus el valor de los productos.

Recalcó que el Consejo Asesor ha mirado dos veces la evidencia existente y señaló que no recomendaba el uso de estos antivirales en Chile, debido a eventos adversos y efectividad.

Consultada sobre los contratos con laboratorios para conseguir nuevas vacunas, Yarza dio “la más entera seguridad que esos contratos están vigentes”. Asimismo, aseguró que “las conversaciones están realizadas”. Junto a ello, reiteró que esperan que las nuevas inoculaciones incorporen la variante clásica y  la Ómicron. Ello podría ocurrir en octubre o noviembre, según informó.

Otro punto que se abordó fue la estrategia frente a los problemas respiratorios, principalmente infantiles. Ello, frente al bajo porcentaje de vacunación Covid a menores. Al respecto, la ministra adujo que se han hecho campañas tanto en colegios como en centros de medicina familiar. No obstante, recordó que el virus principal que circuló fue el Sincicial, para el cual no hay vacuna.

En otro tema, la diputada Ossandón consultó por actos de campaña en el hospital Barros Luco. La ministra detalló que se enviaron circulares que enfatizan a los servicios de salud para que eso no ocurra.

En las preguntas finales, la parlamentaria cuestionó si la ministra estaba capacitada para dirigir la cartera de Salud. Lo mismo su equipo. La ministra dio a conocer su trayectoria en el sector público y, además, entregó su respaldo a su equipo.

Fuente: Camara.cl

Comenta!