Ministro Montes reconoce miles de viviendas sociales en riesgo por precios de materiales: «Solución no es solo subir subsidios»

36

La alerta la puso el lunes la Cámara Chilena de la Construcción (CChC): el levantamiento de miles de viviendas sociales está en riesgo ante las complejidades derivadas de potente alza de precios que han anotado los materiales para construir, provocando fuertes subidas en los costos y haciendo que empresas estén renunciando a proyectos licitados por el Estado.

El gremio apuntó que de la cantidad de contratos que fueron licitados en 2020, 55 proyectos han sido renunciados y 27 todavía no inician «porque no les dan los costos». Lo anterior, representa alrededor de 15 mil viviendas sociales a lo largo del país que no están pudiendo entrar al sistema, lo que se suma a las más de 18 mil viviendas e proyectos que fueron convocados en 2021 y que tampoco han podido comenzar.

Situación que está poniendo trabas a la necesidad de disminuir el déficit habitacional de entre 600 mil y 800 mil viviendas en Chile, para lo cual existe un compromiso del Gobierno de Gabriel Boric de construir 260 mil viviendas sociales en cuatro años. Desde la CChC deslizaron que una solución sería adecuar los contratos para que incorporen la variación de los precios de los materiales.

«Efectivamente estamos en una situación bastante crítica», sostuvo esta mañana el ministro de Vivienda, Carlos Montes, en entrevista con Cooperativa. «Hay un gran déficit y esto va escalando porque aumentan los campamentos y tomas», agregó.

«Lo que es más grave hoy día es que efectivamente los precios de los materiales de la construcción han subido y en algunas zonas también hay escasez de maestros con la calificación necesaria»

Consultado sobre si realmentee son alrededor de 15 mil las viviendas sociales en riesgo, Montes sostuvo que «efectivamente están en riesgo», añadiendo que «estamos analizando caso a caso».

Dicho eso, comentó que la solución «no se trata solamente, como algunos quisieran, de subir los subsidios. Tenemos que ver las causas y los efectos que han tenido las causas en los distintos proyectos».

«En todos estos casos hay contratos con el Estado y tienen que cumplirse, no toda la responsabilidad la tiene que asumir el Estado subiendo los subsidios, sino que también compartirlos con las empresas de acuerdo al avance que tengan las obras», subrayó.

Asimismo, Montes recalcó la necesidad de no solo enfrentar la situación «en lo inmediato», sino que también «atacar las causas de esto, que tienen que ver con la forma en que nos abastecíamos de insumos. Eso no explica todo, pero sí una parte importante, y por lo tanto tenemos que pensar en lo inmediato, cómo concordar con las empresas un incremento del aporte del Estado, pero que también asuman de acuerdo a las distintas realidades».

«Tenemos que asumir las causas y las causas tienen que ver con que hay que producir más cemento en Chile, hay que asegurar más madera para la construcción de viviendas sociales en Chile y hay que asegurar también que haya baldosas (…). Tenemos que empezar a construir una industria de insumos más desarrollada», añadió el secretario de Estado.

En esa línea, señaló que se está realizando un trabajo en conjunto con Corfo para avanzar en la materia, en la que se necesita el trabajo conjunto entre empresas del sector privado y del sector público.

«Lo mismo se va a hacer con capacitación de maestros, con formación de maestros, porque requerimos un plan a lo largo del país para que en cada una de las especialidades se aumente la cantidad de personas», agregó.

Para Montes, la crisis habitacional en el país «es bastante aguda», no solamente producto de las complicaciones que están generando los precios de los materiales, también por otros factores, como el alza que se está evidencian en el valor de los arriendos. «El aumento de los arriendos está afectando mucho el déficit, ha aumentado significativamente, por eso tenemos un plan tanto de construcción de viviendas de propiedad como para arriendo, de tal forma de tener algún efecto en el mercado del arriendo».

«Estamos en una situación extrema en materia de viviendas para sectores medios y para sectores populares. Hay un problema que requiere este plan de emergencia que estamos elaborando y viendo como juntamos los terrenos suficientes, a partir de los que tiene el Estado y comprar algunos y además cómo hacemos los cambios normativos para tener una diversidad de opciones para producir viviendas y en eso estamos», dijo.

«El tema de abastecimiento de insumos es un aspecto que deberíamos ver de forma más global, tanto el sector privado como público. El Estado no está preparado para traer productos de una manera más organizada junto a los privados, eso es algo que hay que construir muy rápidamente», enfatizó.

Por último, aseguró que el Estado tiene recursos para construir, «pero hay problemas de esta naturaleza como el costo de los insumos que nos pilla al inicio de este plan de emergencia, pero esperamos amortiguar los efectos».

Fuente: Emol.com

Imagen: https://www.revistasur.cl/revistasur.cl/2015/05/vivienda-social/

Comenta!