Minsal se prepara para un posible rebrote “catastrófico” post fiestas de fin de año

El ministro de Salud, Enrique Paris, contó que el Gobierno se está preparando para un posible rebrote “catastrófico” del coronavirus en un mes más, tras las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Paris presentó el lunes al Presidente Sebastián Piñera el detalle de los escenarios posibles, que -en la previsión del Minsal- son tres, en caso de ocurrir dicho aumento importante en el número de contagios.

El primero -el “más deseable”- contempla 3.026 casos nuevos al día, lo que se traduciría en la ocupación de 2.462 camas UTI (en el peak de la epidemia en Chile hubo 3.216 camas operativas).

El segundo escenario prevé 6.600 casos nuevos al día y entre 3.300 y 3.500 pacientes en UCI. Ello ya excedería la capacidad alcanzada en la “primera ola”: requeriría disponer unas 300 camas más.

En el tercer escenario, calificado por el Minsal como “catastrófico”, habría 9.560 casos nuevos por día. Ello obligaría a disponer al menos mil camas más: “Un desafío gigantesco”, dijo Paris a El Diario de Cooperativa.

“Con el primer escenario -‘deseable’- no deberíamos tener problemas. Ya el segundo es mucho más complejo, y el tercer escenario -que es el peor, el que hemos llamado ‘catastrófico’, que (de producirse) es catastrófico para cualquier país-, significaría que podemos llegar a tener 9.560 pacientes al día”, señaló Paris.

Esta última situación “significa que tendríamos que ocupar o tener disponibles entre 3.400 y 4.200 camas; (es decir) mil camas más (que las instaladas en el peak de la epidemia)… Un desafío gigantesco. Ése es el escenario más grave”, enfatizó el secretario de Estado.

Estrategia en miras a Navidad y Año Nuevo

En los nueve meses de la epidemia, Chile suma poco más de 551 mil casos de Covid-19, y actualmente registra un promedio de entre 1.300 y 1.500 casos diarios.

La ocupación de camas UCI está actualmente en un 77 por ciento, cifra que ha ido aumentando por la atención de patologías no Covid. La situación parece controlada, pese al aumento de casos en regiones como Magallanes, Valparaíso, Coquimbo y la Metropolitana.

Durante este tiempo, la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi), el Colegio Médico y otros expertos han criticado la mirada “hospitalocéntrica” del Gobierno. El ministro Enrique Paris responde que es necesario asegurar la atención, pero, de cara al posible rebrote, se está trabajando en una estrategia que, sin descuidar lo anterior, enfatizará la comunicación y la concientización.

“No puede estar enfocado todo en lo hospitalario. Primero, el enfoque general va a consistir en crear conciencia en la población de la situación que se está viviendo, y por eso es que estamos adelantándonos muchísimo a la situación”, señaló el ministro, que planteó la intención de “impulsar, además, la consulta precoz”.

“Estamos preparando una estrategia para que la gente celebre la Navidad y el Año Nuevo en familia, (pero) sin aglomeración, con aforo tanto en el interior como en el exterior (de las viviendas)”, adelantó.

“Yo creo que la gente lo va a entender. Nadie quiere un pariente o uno mismo se enferme en este periodo”, acotó el secretario de Estado.

La clave sigue siendo la prevención 

¿Hay capacidad humana, del personal de salud, para hacer frente al peor escenario de contagios, en caso de que suceda?

Para el presidente de la Sochimi, Darwin Acuña, “no hay que olvidar que el personal de salud se mantiene cansado, ha habido poca renovación y descanso”.

Por ello, “es muy importante fortalecer las medidas de cuidado personal. Esto quiere decir: lavado de manos, aislamiento o distancia social y uso de mascarilla, todo esto con el fin de que la intensidad de una eventual segunda ola no sea tal y tengamos todavía la disponibilidad para manejar a los pacientes que lo necesitan”, dijo el experto.

Si se produce el escenario “catastrófico”, señaló el ministro Paris, el sistema de salud tendrá que solicitar ayuda a universidades, a becados e internos de medicina, enfermería y otras carreras de la salud, tal como ocurrió en países como Inglaterra.

De todas formas, la esperanza es que los peores pronósticos no se cumplan, ya que medidas como la oxinoterapia y equipos prono han permitido disminuir las hospitalizaciones UCI de 5 a 2,5 por ciento.

Fuente: Cooperativa

Comenta!