“No ir al Mundial y la pelea en Osorno…”: ‘Candonga’ Carreño confesó las razones por las que cayó en la droga durante cinco años

1148

Juan Candonga Carreño quedó en la historia del fútbol chileno como quien anotó el gol que selló la clasificación a la selección chilena al Mundial Francia 98 en la victoria 3-0 sobre Bolivia, al que finalmente no fue y quedó fura de la nómina definitiva de Nelson Acosta.

Precisamente ese hecho le trajo consecuencias, porque poco después se enfrascó en una recordada pelea en el duelo entre Provincial Osorno y Huachipato, cuando defendía a los acereros y golpeó a Hernán Caputo, portero de los ‘toros’. Esos dos momentos le afectaron una vez se retiró del fútbol en 2003 y lo dejaron sumido en las drogas y el alcohol.

“Estuve un tiempo metido en drogas, después de que me retiré del fútbol, entonces necesitaba desconectarme de todo, apagar las luces y la televisión. Estuve 16 años en el campo”, dijo en conversación con Las Últimas Noticias.

Candonga anotó el gol que selló la clasificación de la Roja al Mundial Francia 98
Candonga anotó el gol que selló la clasificación de la Roja al Mundial Francia 98

El delantero que brilló en Colchagua y Unión Española volvió al estadio para el festejo de la estrella 33 de Colo Colo en el Estadio Monumental, una vez que logró superar completamente el problema con las drogas. “Me afectó mucho no haber ido a Francia y la pelea de Osorno quedó para siempre. En vez de haber pedido ayuda a un especialista pensé que podía salir solo”, dijo el ariete, aunque aseguró que “no le hice daño a los demás, pero me hice mucho daño culpándome de por qué no había ido al Mundial, por qué había peleado. Mi familia y el campo me salvaron”.

“No me molesta hablar de drogas, me siento orgulloso de haberles dado la pelea. Cuando uno se retira, vuelve a la realidad, porque antes vivía en una burbuja con fama, dinero, hoteles. Vives en una realidad ficticia. Sentí el golpe y estuve cinco años de mi vida muy desorientado. Terminé en alcohol y drogas. Sufrí mucho e hice sufrir a los míos (…) después de estar cinco años nublado, de no ver la luz, aprendí a quererme”, cerró el Candonga.

Fuente: Deportes 13

Comenta!