Nueva Zelanda y Brasil, potencian la pasión por el campo en jóvenes agricultores

 

Jóvenes del sector agrícola que viajaron a Nueva Zelanda por un año y hace poco estuvieron en Brasil, relatan su experiencia en el programa impulsado por PROLESUR, miembro del grupo Fonterra.

Valentina Montero, Jefa de Comunicaciones y responsabilidad social empresarial de Prolesur, cuenta que el programa ha cumplido tres años enviando jóvenes agrícolas para que vivan y trabajen un año en nueva Zelanda y además ahora premiaron a los mejores con un viaje a una gran Feria Lechera de Brasil (“Agroleite”) de la cual volvieron recientemente.

Matías Zaror, quien termina su carrera de Ingeniero Agrícola en el Instituto Matthei cuenta detalles de sus interesantes experiencias. Lo que aprendió en Nueva Zelanda durante un año lo aplica hoy en el campo de sus padres. Y en la “Agroleite” de Brasil conocieron las técnicas de producción y lo que más le llamó la atención fue la genética, con razas de excelente rendimiento.

Juan Pablo Martin, egresado del Liceo Agrícola de Río Negro, del sector Parrones, desea estudiar Agronomía o Medicina Veterinaria en la Universidad Austral de Chile y habla con pasión de su sueño de transformar el campo aplicando la efectividad que vio en Nueva Zelanda o en Brasil. Además realizó un llamado a los jóvenes para que se interesen en la industria láctea.

Lo propio hace Luis Aravena, quien termina su carrera de Ingeniero Agrícola en el Instituto Matthei de Osorno y recogió con interés las experiencias de Brasil y Nueva Zelanda. Sobre el país latinoamericano no derribó la imagen de desigualdad que existe, pero reforzó el gran avance existente, especialmente la influencia de la colonia Holandesa que traspasó la cultura de producción, basada en el confinamiento. En Nueva Zelanda se plasma mucho más el desarrollo de la iniciativa privada remarcó, con un sistema estacional, porque no castigan sus terrenos en el invierno y viven de lo que se produce en la temporada.

Estos jóvenes serán la continuación del sueño de sus padres, pero preparados para un mundo agrícola que cambia día a día, ayudando a que la mentalidad evolucione y se pueda evitar la migración de las nuevas generaciones desde los sectores rurales.

Comenta!