Operación Renta: Los siete errores más comunes de los contribuyentes

En abril, la Operación Renta pasa a ser la principal preocupación de pequeños y medianos empresarios. Y es que no siempre es fácil calcular las utilidades, así es que muchos temen que el Servicio de Impuestos Internos (SII) observe o rechace su declaración.

Sin embargo, el socio director de Adactiva, Cristian Montero, especialista en temas contables y tributarios, llama a no temerle al organismo fiscalizador. “No hay que tenerle miedo al SII. En el peor de los casos, si hay un error habrá que pagar un impuesto. Hay gran desconocimiento entre las pymes y muchos contadores tratan de vender servicios por el temor, no es la forma”, señaló.

Pero como a nadie le gusta equivocarse, Montero muestra los siete errores más comunes de los contribuyentes durante la Operación Renta.

1.- No tener claro el sistema tributario que tiene su empresa. Esto afecta directamente a los socios de la empresa, pero muchos no lo saben.

2.- No saber qué declaraciones juradas deben pedirle al contador que envíe. En abril, el SII ya tiene preparada una propuesta, pues todas las empresas a las que se emiten boletas o facturas mandaron la información correspondiente.

3.- Presentar la declaración de renta con errores matemáticos es muy común. “La gente no siempre sabe que debe comparar las fuentes de información, es decir, hay que ver que la declaración de renta coincida con todos los formularios de IVA”, afirmó Montero.

4.- Que las declaraciones mensuales de impuestos no coincidan con la realidad. El SII sabe cuántas boletas se emitieron, dónde se compró y hasta cuánto combustible se cargó.

5.- Que los ingresos -ya sean de empresas o particulares- no estén todos declarados.

6.- Algunas personas desconocen que las herencias y los intereses que generó el banco también pagan impuesto, incluso, una cuenta de ahorro olvidada que nos abrieron los papás hace muchos años. Muchas declaraciones de renta salen observadas por no declarar intereses bancarios.

7.- No declarar de manera correcta el beneficio tributario que corresponde a quienes tienen hijos estudiando. “La gente no sabe que tiene beneficios dependiendo del nivel de asistencia a clases y su nivel de ingresos, puedes rebajar tu base imponible dependiendo de estos dos factores. Hay casos en que ambos padres tratan de usar el beneficio, pero es de uno solo, entonces, si lo usan de dos puede haber observaciones”, detalló.

Según el asesor tributario de Adactiva, muchos contadores olvidan que su servicio debe ir mucho más allá la Operación Renta. “Tenemos la responsabilidad de mostrarle a los contribuyentes todos los caminos posibles. Además, el servicio no puede ser estándar, pues las complejidades de cada negocio son distintas. Una mala asesoría del contador puede significar tener que pagar mucho más de lo que corresponde legalmente”, dijo Montero.

Fuente: La Nación

Comenta!