OPINION: A la carne, carne.

277

En su columna en el Diario El Austral de Osorno, el presidente del Directorio de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, Sergio Willer, se refirió a la aprobación unánime en la comisión de Agricultura del Senado del proyecto que prohíbe el uso del término carne en productos que no sean de origen animal .


Por Sergio Willer Daniel
Presidente Directorio Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno

El pasado miércoles, el proyecto de ley que prohíbe el uso del término carne en productos que no sean de origen animal dio un importante paso. La unanimidad de la Comisión de Agricultura del Senado aprobó la idea de legislar. Se fijó plazo para hacer indicaciones hasta el 25 de agosto y con dichas indicaciones continuará la discusión particular del proyecto, terminada la cual pasará a la Sala del Senado.

Desde la vereda opuesta, los detractores del proyecto le hacen tres críticas.

La primera crítica, es que la carne ya estaría definida en el Reglamento Sanitario de los Alimentos y por tanto no tendría sentido repetir esa definición en la ley.

El punto es que la finalidad de establecer la definición de carne en la ley es protegerla de cambios arbitrarios o discrecionales que el Gobierno de turno pueda hacer al reglamento, saltándose la discusión parlamentaria. Ese fue el fundamento de los autores de los proyectos de etiquetado de leche y de miel para definirlos en la ley y no sólo en el reglamento.

La segunda crítica es que el etiquetado de “carnes vegetales” ha sido objeto de pocas denuncias por confundir al consumidor.

Sin embargo, el punto no es ese. El punto es que hoy día tanto el MINSAL como el SERNAC no han fiscalizado ni sancionado el uso del término carne en contravención a la definición del Reglamento Sanitario de los Alimentos, perjudicando a quienes producen carne real.

La tercera crítica es que la idea matriz del proyecto sólo se enfoca en el término carne, y no en otros productos derivados como hamburguesa o salchicha.

Lo cierto, es que el proyecto de etiquetado de leche también evolucionó a la protección del queso y otros productos lácteos para que sólo se etiqueten como tales cuando se elaboren a partir de leche.

Con la ley de etiquetado de leche no se han planteado preocupaciones comerciales en la OMC, por lo que tampoco debieran plantearse con este proyecto de ley.

Agradecemos a la Comisión de Agricultura del Senado, en especial a su presidente, don Iván Flores, por aprobar en general el proyecto y les pedimos que en la discusión particular mantengan los aportes del Senado y de la Cámara.

A la carne, carne.

Publicada en el Diario El Austral de Osorno
Edición del Domingo 13 de Agosto

Comenta!