OPINION: Parcelaciones Rurales: El problema mas allá de la venta

339

En su habitual columna en el Diario Austral de Osorno, el presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, Sergio Willer, se refiere a la polémica planteada tras la instrucción del Ministro de Agricultura al SAG de tramitar de acuerdo a la normativa cualquier terreno rústico.

“¿Se soluciona tan sólo con regular y prohibir? ¿No habrá otras medidas que quizás ayuden?” se preguntó el lider del directorio del Gremio Agrícola.

Durante las últimas semanas hemos podido observar diversas reacciones, referidas a lo instruido por MINAGRI, para que SAG actúe, dando cumplimiento a la legislación vigente desde 1980 y que le obliga a constatar la correcta tramitación de cualquier subdivisión de terrenos rústicos, y también requerir informes a las SEREMIS de Vivienda. Ello desea evitar que se generen nuevos núcleos urbanos no planificados en terrenos rurales.

Efectivamente las parcelaciones y loteos pueden generar problemas con la real capacidad de abastecimiento de agua para bebida en el sector, la ausencia de alcantarillados, saturación de caminos,  electricidad, y otros servicios básicos. Además de perder terrenos aptos para el cultivo.

La situación es preocupante, pero… ¿se soluciona tan sólo con regular y prohibir? ¿No habrá otras medidas que quizás ayuden?

Porque lo principal es el foco, y lo anterior es sólo el “síntoma” del problema, interesante es ver qué motiva a un vendedor de terreno, y también al comprador.

Por una parte, quien adquiere una parcela, ve una alternativa de poder vivir en un espacio amplio, con comodidades que no posee en la ciudad. No estamos seguros en el pago de contribuciones por esa propiedad, aunque la casa no sea la vivienda de un agricultor/ganadero de una parcela productiva.  Y acá comienzan las contradicciones, y saltan preguntas futuras:  ciertos sectores que desean restringir los derechos de agua, ¿solicitarán también derechos de agua para piscinas y riego de césped en viviendas de agrado?

Por otro lado, tenemos al dueño del terreno.  ¿Impedir la venta de parcelas para fines habitacionales aumentará la producción de alimentos?  No necesariamente.  En Europa, es un problema serio, ya que la baja rentabilidad de terrenos pequeños ha generado simplemente el abandono de propiedades.

Para que el productor, con una superficie pequeña, pueda hacer productivas esas tierras, debe poder contar con recursos del Estado para capital de trabajo e infraestructura y/o equipamiento.  Pero para ello, se requiere que el campo sea rentable. De lo contrario estaría contribuyendo a un mayor empobrecimiento de la población rural, sin salida, y probablemente pagando enormes montos en contribuciones.

Si deseamos incentivar a los jóvenes para volver al campo, el problema real de calidad de vida e ingresos desde el campo debe ser abordado con rapidez. De lo contrario, lejos de avanzar hacia la seguridad/soberanía alimentaria, cada vez seremos más dependientes de alimentos importados.

Por Sergio Willer Daniel
Presidente Directorio
Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, SAGO A.G.
Publicada en la edición del Domingo 31 de Julio
Diario El Austral de Osorno

 

Comenta!