Opinión: Un Chile difícil

54

Este 19 de diciembre, Chile tiene la opción de elegir entre dos modelos de sociedad muy distintos. Uno de los candidatos ofrece un estado mucho más grande, encargado de administrar empresas y generar un modelo económico que amenaza retroceder en materias claves como la libertad económica, derecho de propiedad,  entre otros, con el slogan de “emparejar la cancha”. En la vereda opuesta, el otro candidato, a quien se le acusa de tener un programa de gobierno simple, básico, pero que al analizarlo con mayor profundidad, ofrece aquello que la mayoría de los chilenos desea, que justamente son cosas simples y básicas:  paz social, respeto a la institucionalidad, libertad de todo tipo. 

El candidato que se transforme en el próximo presidente de la República de Chile, le tocará enfrentar al menos las siguientes situaciones: Es por todos conocidos que desde el último gobierno de la presidente Michelle Bachelet, nuestro país inició un potente incremento del gasto público, que junto a los costos de  la pandemia, han sumido a Chile en un desbalance de sus cuentas fiscales. Agreguemos a estos hechos, el bajo crecimiento que desde hace más de 5 años ya es parte de nuestra realidad. Es decir, el nuevo presidente tendrá que arreglárselas con una billetera de la cual sale más plata que la que entra.

Otro aspecto que deberá enfrentar el futuro mandatario, dice relación con la paz social y el orden. El estallido social del 19 de octubre de 2019, si bien pudo tener origen en demandas sociales justas, es un hecho que hasta los días de hoy, y a pesar de acuerdos políticos y solución a varias de esas demandas, el aumento de la violencia y la sensación de inseguridad de las personas es evidente.    

Al igual que como a cualquier persona, nuestro país deberá enfrentar momentos complejos, oportunidad en que la colaboración, la responsabilidad y la austeridad, serán virtudes más que necesarias para volver a levantarse. En este mismo contexto la unión de los privados será crucial para enfrentar cualquier atisbo de aprovechamiento político. Se hace necesaria la unión, el formar parte de una organización y la participación de todos.

No es primera vez que nuestro país se ve enfrentado a estas amenazas y tampoco será la primera vez que logremos sortearla de buena forma, ahora sólo depende de usted.

 

Por Sergio Willer D., Presidente de SAGO A.G.

Comenta!