PDI suspende a detective tras denuncia por ataques sexuales a colegas en Ancud

356

Un enorme revuelo en la comunidad chilota ha causado una indagatoria al interior del cuartel de la Policía de Investigaciones de Ancud respecto a hechos que podrían ser constitutivos de delito sexual, y que tiene como presunto autor a un detective y como víctimas a dos de sus colegas.

De acuerdo a los antecedentes, todo habría ocurrido en dos convivencias sociales realizadas en una residencia arrendada por el jefe de la unidad en pleno centro de la ciudad, actividades donde no sólo asistieron las afectadas y el acusado, sino que también varios funcionarios en servicio activo de la PDI.

Los antecedentes contabilizan dos ataques de índole sexual, el primer hecho se habría registrado el 30 de diciembre de 2021, mientras que el segundo, el pasado jueves 20 de enero.

La primera denuncia provino de la afectada en la última actividad social, trascendiendo que en medio de la ingesta alcohólica, y en una hora indeterminada, uno de los detectives, presuntamente la habría agredido usando la fuerza.

Aunque por ahora no se ha querido hablar de una violación en grado de tentado o frustrado, los hechos habrían terminando en un forcejeo luego que la mujer se defendiera para escapar semidesnuda a la vista de varios de los asistentes, quienes no la habrían auxiliado a pesar de la flagrancia.

La mujer decidió informar a la brevedad a su jefatura directa, asegurando que el responsable sería el detective identificado como A.A.

Tras ello, y conocida la denuncia interna realizada por la afectada, una segunda detective se atrevió a acusar al mismo colega por actos similares, los que habrían ocurrido en la misma vivienda arrendada por el jefe de la unidad, y en medio de otra actividad social.

Aparentemente, esta segunda detective no había querido denunciar por temor a represalias ya que el presunto implicado tendría fuertes lazos de amistad con el jefe policial; sin embargo, al enterarse de lo que le pasó a su compañera, decidió dejar de guardar silencio.

Si bien es cierto al interior del cuartel ya se habría sabido todo desde al menos este viernes, no hay registro del ingreso de alguna denuncia o medida en contra del funcionario implicado, mientras que las afectadas decidieron por cuenta propia interponer una denuncia directamente a Fiscalía este domingo.

Tras ello, recién se comenzaron a observar algunas acciones ante el inminente escándalo que se desataría, entre ellas, el inicio de un sumario administrativo para determinar responsabilidades, aunque todo se ha mantenido bajo completo hermetismo.

Radio Sago realizó gestiones para obtener una declaración del  Prefecto Inspector Gastón Herrera, Jefe de la Región Policial de Los Lagos, sin embargo, desde la institución solo se entregó un escueto comunicado señalando lo siguiente:

1.- “Conocidos los hechos, la institución instruyó un acto administrativo para determinar fehacientemente las circunstancias en que se produjeron y establecer eventuales responsabilidades en este ámbito, ordenando, en forma paralela, la suspensión de sus funciones del citado funcionario.

2.- “Asimismo, se pusieron a disposición del Ministerio Público todos los antecedentes, entregando apoyo a las afectadas.

3.- “Cabe señalar que la PDI no ampara situaciones de esta naturaleza y reitera a la opinión pública su irrestricto compromiso con la sociedad y apego al Estado de Derecho”.

Cabe mencionar que sobre el apoyo a las afectadas, fuentes cercanas no lo han confirmado debido a la existencia de antecedentes que dan cuenta de una aparente pasividad no sólo de funcionarios activos de la institución , asistentes a las actividades sociales mencionadas, sino que también de las jefaturas del mismísimo cuartel.

Sobre los hechos que habrían ocurrido este jueves, no hay registro respecto a alguna diligencia instruida por la PDI de Ancud para aprehender en flagrancia al detective mencionado en la denuncia.

Comenta!