Piñera y su declaración en Fiscalía: «El respeto irrestricto a DDHH ha sido una constante en mi vida»

65

Como se conoció hace unos días, el Presidente Sebastián Piñera prestó declaración ante la Fiscalía en calidad de querellado por la investigación de eventuales delitos de lesa humanidad contra la población en medio del estallido social de octubre del 2019, en la cual señaló que «el respeto irrestricto a los derechos humanos ha sido una constante en mi vida».

El testimonio fue prestado el pasado 19 de julio y, según constató La Tercera, tiene una extensión de 11 carillas. En el texto, el Mandatario afirmó que «no hubo ninguna advertencia concreta y específica sobre un desenlace de hecho como los vividos» el 18 de octubre, explicando que la famosa frase «estamos en guerra contra un enemigo poderoso» era una frase «retórica, no literal, que ocupo con mucha frecuencia» y que se estaba refiriendo a la violencia «y no, por cierto, a los manifestantes», aclarando que «hago un reconocimiento y valoración del derecho de la manifestación pacífica de los ciudadanos».

Respecto a la decisión de decretar el estado de emergencia en ese entonces, Piñera explicó que se realizó por la «grave alteración del orden público, a la violencia desatada y al hecho de que las Fuerzas de Orden y Seguridad estaban siendo superadas por la ola de violencia y el orden público no estaba siendo debidamente resguardado», agregando que habían saqueos, incendios y atentados incendiarios a estaciones de Metro y edificios.

«Carabineros se vio superado por la violencia, porque no tenían la capacidad humana, ni material para asegurar el resguardo del orden público», agregó, y que de esta manera le pidió al Ejército que «su misión era resguardar el orden público con pleno respeto a los derechos humanos y al Estado de derecho». Además, aseguró que «siempre buscamos que las fuerzas de orden y seguridad resguardarán el orden público lo antes posible para restablecer la normalidad constitucional con pleno respeto por el Estado de Derecho y los DDHH».

Además, apuntó que desde el mismo 18 de octubre contactaron e invitaron a organismos de DDHH a Chile -como la alta comisionada de la ONU, Human Right Watch y la Comisión Interamericana de DDHH- para que observaran e informaran la situación y también para recomendar medidas para proteger mejor los DDHH y que, respecto a las víctimas de trauma ocular, indicó que «el Gobierno no permaneció indiferente», sino que pidieron a Carabineros que iniciara los sumarios correspondientes y otorgara la información necesaria al Ministerio Público, además de iniciar un programa de ayuda para las personas afectadas.

En esta línea, fue consultado por las imputaciones en su contra por presuntos delitos de lesa humanidad, y sostuvo que «de parte del Presidente por razones de formación familiar y de valores, el respeto irrestricto a los derechos humanos ha sido una constante en mi vida» y que, en consecuencia, desde el 18 de octubre cuando comenzó todo «desde ese mismo momento, mi preocupación principal fue cómo recuperar el orden público y, al mismo tiempo, garantizar el respeto por los derechos humanos».

Finalmente, y respecto a la decisión de interponer querellas por leyes como la Antiterrorista, de Seguridad del Estado o de Armas, Piñera indicó que «había una política clara: cualquier hecho que pudiera tener carácter de delito debía dar lugar a un sumario, denuncia a la Fiscalía y total transparencia de la información. Sobre las definiciones jurídicas para presentar querellas debo decir que es una facultad que le correspondía a los intendentes y al Ministerio del Interior» y que no era algo que él veía personalmente.

Fuente: Cooperativa

Comenta!