Presidente Boric firmó el Acuerdo de Escazú: «La vida no puede esperar»

331

El Presidente Gabriel Boric firmó el Acuerdo de Escazú, un tratado internacional ratificado por 24 países de América Latina y el Caribe que pretende garantizar el acceso a diversos derechos medioambientales y proteger la biodiversidad en tiempos de emergencia climática.

«Como no pensar hoy día en aquellos casos en los que aún la duda nos carcome, estoy pensando en Macarena Valdés, estoy pensando en Nicolasa Quintremán y quiero mencionar también, por cierto, a Orietta Llauca, para que no sea uno de esos casos», expresó Boric al iniciar su discurso tras la firma del acuerdo recordando los extraños decesos de las emblemáticas defensoras medioambientales.

El Mandatario firmó su primer proyecto destacando que esto «va a hacer realidad la participación de Chile en el Acuerdo de Escazú» y llamó al Congreso a que «aprobemos esto con rapidez porque la vida no puede esperar».

Boric destacó que «este es el primer proyecto que vamos a enviar al Congreso y esto es relevante, no sólo porque somos un Gobierno que cumple con sus compromisos, sino que porque da cuenta del sentido de urgencia (…) con que entendemos la crisis climática y la protección de los derechos humanos de aquellos y aquellas que defienden nuestro entorno, nuestro hogar, nuestro río, nuestro mar, nuestras costas y nuestros bosques».

«Hoy estamos firmando y cumpliendo este compromiso. Es importante su energía (la de los luchadores del medioambiente) que han asumido la tarea de no dejar de recordarnos lo importante de este acuerdo para la protección de los derechos humanos y el medioambiente y, además, desde América Latina y El Caribe le estamos hablando al mundo», resaltó.

El Presidente añadió que «este acuerdo representa un hito en el camino hacia una nueva relación entre el Estado y sus habitantes en materia ambiental y requiere del compromiso de todas y todos. Tenemos el desafío de construir juntos un nuevo modelo de desarrollo que nos permita vivir en un ambiente sano, desarrollarnos de manera sustentable, conservar nuestra biodiversidad».

Tras firmar este acuerdo internacional, Boric destacó el trabajo de los activistas medioambientales, asegurando que «ustedes nos han enseñado a perseverar y por ustedes estamos acá».

«Así como hoy avanzamos en la firma de Escazú, mañana seguiremos por pensiones dignas, salud de calidad y la erradicación de la violencia de género en establecimientos educacionales», detalló el Mandatario en su cuenta de Twitter.

La adhesión de Chile a esta carta, impulsada tras la Conferencia de Naciones Unidas sobre el desarrollo Sostenible celebrada en 2012, fue planteada por el primer Gobierno de Sebastián Piñera, pero fue desechada durante su segundo periodo por presiones de la industria y la minería.

Fuente: Cooperativa

Comenta!