Puerto Varas: Millonaria inversión de sanitaria, busca disminuír contaminación del Lago Llanquihue con «aguas mixtas»

94

En Puerto Varas, ESSAL puso en marcha dos estanques que permitirán disminuír la introducción de aguas que contaminen el lago Llanquihue, en episodios de mal tiempo.

Se trata de inversiones millonarias por parte de la empresa sanitaria, que busca tener herramientas adicionales para enfrentar la sobrecarga de la mezcla de aguas lluvias y aguas servidas, que se producen en períodos de abundantes precipitaciones, y que irremediablemente terminaban en el Lago Llanquihue, al activarse los aliviaderos de emergencia, que por ley puede usar la empresa, para impedir que estas aguas terminen en las calles e incluso domicilios por el rebalse de los sistemas de alcantarillado.

El gerente General de ESSAL, Sebastián Febres, destacó la puesta en marcha de la infraestructura que refuerza los sistemas de la empresa, y sobre todo confirman el compromiso con la sostenibilidad que tiene la compañía y sus nuevos controladores canadienses

A la inauguración de los estanques asistieron  autoridades regionales, y comunales, además de representantes de organizaciones sociales, que destacaron la inversión, y el avance tecnológico, pero por sobre todo, el aporte al cuidado del medioambiente, y el fomento al turismo en la ciudad lacustre.

Por ello, el Gobernador Regional Patricio Vallespin, indicó que para confirmar la positiva señal, se requiere de un compromiso de la comunidad, respecto del buen uso de los sistemas de alcantarillado y recolección de aguas lluvias

En tanto, el Alcalde de Puerto Varas destacó el contexto en que se pone en marcha esta obra por parte de la sanitaria Essal, que se suman al esfuerzo público en orden a construir dos colectores de aguas lluvia en la ciudad lacustre

Los dos estanques inaugurados en las plantas de Essal en Puerto Varas, con tecnología de punta de nivel internacional, forman parte de los proyectos de mejoramiento de la infraestructura de la empresa sanitaria, por más de 4.000 mil millones de pesos.

Cabe consignar que la legislación vigente obliga a las empresas sanitarias a recolectar, conducir y tratar las aguas servidas. Sin embargo, la carencia de planes maestros e instalaciones destinadas a la recolección de aguas lluvias en distintas comunas, sumadas a conexiones irregulares, hacen que todas estas aguas estas terminen mezclándose en el alcantarillado, lo que pone a prueba a los sistemas instalados por las sanitarias, cada vez que se producen precipitaciones intensas, para evitar un colapso del sistema.

 

Comenta!